El Polideportivo Pomar, que fue cerrado por el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hace un mes por problemas con un caño de agua, reabrió hoy sus instalaciones, tras el reclamo de vecinos y vecinas del barrio de Floresta que organizaron un “abrazo” para demandar que el sitio volviera a funcionar.

Según fuentes de la Secretaría de Deportes local, el Polideportivo, situado en Mercedes al 1300, “reabrió sus puertas y continúa con sus actividades diarias” luego de la finalización de “los arreglos correspondientes”.

Ayer, el grupo barrial se congregó en el acceso a la sede deportiva ya que, según contaron a Télam, “desde mediados de mayo fueron suspendidas las actividades en el natatorio que funciona en el complejo deportivo y unos días después se cerraron directamente las instalaciones”.

El Polideportivo, situado en el barrio de Floresta, forma parte de la red de sedes del Gobierno de la Ciudad abiertas a la comunidad, con ingreso libre y gratuito, donde se dictan clases de básquet, fútbol, gimnasia para adultos, handball y hockey, entre otras disciplinas.

Además, cuenta con un natatorio al que concurren los alumnos de cuarto grado de las escuelas públicas primarias de la zona que, de acuerdo a la currícula oficial, deben tener este tipo de clases en el horario previsto para educación física. (Télam)