Tras haberse registrado dos incendios en el Valle de Punilla, las autoridades de Córdoba

reforzaron el estado de riesgo "muy alto" y pidieron a la población extremar las medidas de prevención.

El último sábado al mediodía se desataron dos incendios, uno cerca de la localidad de Los Cocos, y el otro en la zona de la Variante Costa Azul, aledaña a Villa Carlos Paz, donde bomberos lograron sofocar las llamas antes de que se produjeran daños en viviendas y evitaron que el fuego se extendiera en grandes superficies.

En los últimos días, el gobernador Juan Schiaretti firmó el Decreto N° 512 que establece el Estado de Alerta Ambiental hasta el 31 de diciembre.

La resolución consiste "en reforzar la prohibición de encendido de fuego".

"En Córdoba está prohibido hacer fuego los 365 días del año, pero hay una excepción: a partir del 1 de enero y hasta el 1 de junio el Plan Provincial de Manejo del Fuego puede autorizar quemas prescritas o controladas para bajar la carga combustible (material vegetal seco)”, indicó el decreto.

Córdoba se encuentra entre los 10 lugares del mundo con mayor incidencia de incendios forestales, y al respecto el secretario de Gestión de Riesgo de la Provincia, Claudio Vignetta, explicó que eso se debe "a la carga de combustible que tiene la Provincia y a las condiciones del clima".

"La persistencia de la sequía, el tipo de material que se quema y las condiciones de orografía hacen que seamos unas de las provincias con mayor riesgo de incendios forestales”, aseguró.

Vignetta añadió que las primeras heladas "llevan a que la planta se deshidrate rápidamente y se seque. Cuando vemos que la pastura pasa de verde al amarillo ya estamos entrando en un riesgo alto de incendios forestales. Lo más crítico es agosto y septiembre, meses de mucho viento y donde la temperatura sube”.

(Télam)