El Ministerio de Salud de Tucumán trabaja en el diseño de nuevas estrategias de contingencia sanitaria ante el aumento de casos positivos de coronavirus que se registraron en la provincia en las últimas semanas, informó la cartera sanitaria local.

Según explicó la ministra de Salud de la provincia, Rossana Chahla, "el plan en el que estamos trabajando con el Comité Operativo de Emergencia apunta al fortalecimiento de la sanidad en la frontera, de las guardias febriles y a la refuncionalización del capital humano para la atención de pacientes Covid-19 positivos”.

Además, indicó la funcionaria, buscamos reforzar “la detección de pacientes con factores de riesgo, sin factores de riesgo, mayores de 60 años; y el monitoreo del laboratorio y los métodos complementarios de diagnóstico”.

Las medidas responden al aumento de casos en la provincia, que durante enero registró una cantidad de contagios diarios que sumaban alrededor de 50, y luego en el mes de marzo comenzaron a ascender, alcanzando hoy un total 373 nuevos positivos y dos fallecidos, según reportó hoy el área de Salud Pública.

El total de acumulados en la provincia, desde que se registró el primer caso el año pasado, es de 82.992, de los cuales 76.969 ya fueron dados de alta, precisó el informe.

Sobre la campaña de vacunación, Chahla dijo que continuarán inmunizando a medida que la provincia vaya recibiendo las dosis y puntualizó “hemos vacunado a todo el personal del sistema de salud público y gran parte del personal de salud privada; en los geriátricos; a las personas trasplantadas; a las que están haciendo diálisis, esperando un trasplante renal y los extranjeros mayores de 70 años”.

También “empezamos con la vacunación de pacientes que tienen alguna patología de inmunodepresión que le haya recomendado de una manera precisa de su médico personal”, dijo la funcionaria y aclaró “que se trata de casos especiales donde hay una comisión que analiza cada caso y le da curso”.

Por último, solicitó a la sociedad cumpla con todas las recomendaciones sanitarias y “que por favor no haga reuniones durante el fin de semana largo de Semana Santa”, para así lograr estabilizar la curva de contagios y “tengamos la menor cantidad de casos posibles teniendo en cuenta la densidad de población en Tucumán”. (Télam)