Una intensa tormenta de viento y lluvia se desató poco después del mediodía en algunos puntos de la zona metropolitana de Buenos Aires, causando algunos anegamientos y otros inconvenientes, sobre todo en el norte del conurbano. En la localidad de General Pacheco cayeron algunos postes y se produjeron voladuras de techos, en una tormenta que no fue generalizada sino que cobró intensidad en algunas áreas y por sólo algunos minutos, poco antes de las 14:00. Además se reportaron anegamientos en varias calles del Gran Buenos Aires y en algunos barrios porteños. No obstante, no se registraron mayor cantidad de cortes de luz que la habitual en las áreas de Edenor y Edesur debido a lo fugaz del temporal. El Servicio Meteorológico Nacional mantenía el nivel de alerta amarillo para la región y señaló que será "afectada por lluvias y tormentas de variada intensidad y algunas pueden ser localmente fuertes, con valores de precipitación acumulada entre 20 y 60 mm, que podrían ser superados de manera local"

"También es posible que se registren ráfagas, ocasional caída de granizo e intensa actividad eléctrica", se indicó. Se esperaba que el mal tiempo continúe al menos hasta la madrugada del martes, cuando comience una mejoría acompañada de un marcado descenso de la temperatura. AMR/OM NA