El infectólogo Tomás Orduna dijo hoy que "no hay ninguna razón" para que no ocurra en Argentina una segunda ola de casos de coronavirus, como sucedió en Europa al concluir el verano, por lo que pidió mantener los cuidados y la higiene y entender que "seguimos en pandemia".

"No hay ninguna razón para pensar que el modelo de lo que comenzó como segunda ola en Europa a partir de la finalización del verano europeo y que hoy se sostiene en algunos países como Francia e Italia no pase en Argentina", afirmó Orduna, miembro del Comité de Expertos que asesora al presidente Alberto Fernández.

En diálogo con el El Destape Radio, el infectólogo del Hospital Muñiz, indicó que "para que esto no ocurra tenemos que entender que seguimos en pandemia, independientemente de que estemos en campaña de vacunación, y que quizás llegamos a otoño con una buena parte de la población de riesgo vacunada".

Orduna explicó que esa situación "puede cambiar cualitativamente lo que pasa con los pacientes, pero la pandemia continúa".

En ese sentido, señaló que "la campaña de vacunación tardará mucho en llegar a los menores de 60 años sin comorbilidades por lo que en estos grupos el virus seguirá circulando".

"Para poder seguir sosteniendo una vida lo más normal posible tenemos que seguir sosteniendo una distancia de dos metros, utilizar barbijo y no reunirnos en espacios cerrados, y la higienización de manos; se trata de lograr un balance entre cuidarnos y poder contemplar no sólo la cuestión económica sino también lo psicoafectivo y la salud mental de las personas que necesitan encontrarse y el esparcimiento", sostuvo.

En referencia a la campaña de vacunación, Orduna indicó que "viene lenta porque estamos dependiendo de la producción de vacunas en un mundo que está disputando como vacunar a todos sus habitantes, en especial los que tienen riesgo".

Recordó que para lograr el "efecto rebaño" se necesitarían más de 5 mil millones de dosis para todo el mundo y que "mientras tanto es una disputa a nivel mundial".

Como ejemplo, mencionó el caso de la vacuna Sputnik V, del instituto de investigación ruso Gamaleya, a la que "al principio no le tenían confianza pero hoy es requerida por un montón de otros compradores".

A nivel nacional, Orduna indicó que "cada vez se van mejorando más los errores que se pudieron haber cometido a nivel de logística local pero no tenemos la cantidad de vacunas suficientes" y eso excede al país.

"Si algo nos indicara que no se pueden mantener las actividades por saturación del sistema, por aumento de fallecidos, habrá que pensar en ir marcha atrás con las aperturas, mientras tanto se apunta fuertemente a que la comunidad sostenga las medidas de cuidado", finalizó. (Télam)