El gobierno de Tierra del Fuego anunció que a partir de hoy comenzará a vacunar contra el coronavirus a las personas mayores de 63 años, lo que convierte a la provincia austral en una de las más cercanas al objetivo de inmunizar a la totalidad de la población de riesgo de la enfermedad.

Las autoridades fueguinas habían ampliado la franja etaria de vacunados hasta los 65 años hace una semana, y la llegada de nuevas remesas de vacunas les permitió ahora ampliar en dos años ese grupo objetivo.

Para organizar el operativo logístico, el Ministerio de Salud provincial comunicó que a partir de hoy se abrirá un listado de voluntarios interesados en recibir el antígeno.

"Con la llegada de más dosis de vacunas contra el Covid-19, continúa desarrollándose el Plan Nacional de Inmunización y a partir de este jueves 1 de abril se iniciará la inscripción a personas de 63 años en adelante", señaló un comunicado oficial distribuido por la Secretaría de Comunicación del Gobierno fueguino.

En tanto, el secretario de Gestión de Sistemas Sanitarios de la provincia, Javier Barrios, confirmó que los turnos se otorgarán vía telefónica a través de un 0800 con líneas rotativas o por mensajes de WhatsApp.

"El envío de más dosis por parte del Gobierno nacional nos permite ampliar la franja etaria a vacunar, y desde hoy a las 10 de la mañana entregaremos los primeros turnos", completó Barrios.

Según voceros del Gobierno, la inscripción será "rápida" y las primeras vacunas Sptunik V de origen ruso se aplicarán a este grupo desde el próximo sábado 3.

De acuerdo al informe semanal que elabora la cartera sanitaria provincial, Tierra del Fuego había recibido hasta el pasado martes 30 de marzo 21.550 dosis de vacunas, de las que ya fueron aplicadas 15.425.

En total, 12.280 personas recibieron la primera dosis y 3.145 completaron la inmunización, aunque la ministra de Salud, Judith Di Giglio, informó que siguiendo el criterio nacional se está difiriendo la aplicación del segundo componente para poder vacunar a una mayor cantidad de gente.

El mismo informe también dio cuenta de un incremento de contagios del orden del 55% en los últimos 7 días, con una duplicación en la cantidad de internados en terapia intensiva.

A raíz de ello, el gobernador Gustavo Melella puso en alerta a los municipios e inició un trabajo conjunto cuyo principal foco de atención es contener el movimiento turístico derivado de los feriados de Semana Santa.

Al respecto, el secretario de Turismo de Ushuaia, David Ferreyra, anticipó que para estos días se espera el arribo de entre 4000 y 4500 visitantes.

Es por ello que los funcionarios dispusieron la realización de hisopados aleatorios en el aeropuerto y la frontera terrestre con Chile. Asimismo, se intensificarán los controles de los protocolos sanitarios y se exigirán requisitos como el Certificado Verano del Gobierno nacional y el seguro con cobertura Covid para el ingreso a la provincia. (Télam)