El Gobierno de Tierra del Fuego comenzará a vacunar mañana contra el coronavirus a personas mayores de 67 años, luego de recibir de autoridades nacionales una nueva partida de vacunas rusas Sputnik V, informaron hoy fuentes oficiales.

El Ministerio de Salud fueguino comunicó que a partir de hoy empezará a conformar un registro de voluntarios comprendidos en la nueva franja etaria, y que desde mañana iniciará una nueva fase del operativo de vacunación tanto en la ciudad de Ushuaia como en la de Río Grande.

Hasta el momento la provincia había vacunado a personas mayores de 70 años, al personal de salud y a grupos específicos con factores de riesgo.

La directora de Promoción de la Salud provincial, Marina Goyogana, explicó a la prensa que el envío de nuevas dosis por parte del Gobierno nacional permite “ir ampliando” la edad de los inoculados con el objeto de llegar a la mayor cantidad de los comprendidos en el grupo de riesgo de la enfermedad.

Para el otorgamiento de turnos, las autoridades locales habilitaron una línea telefónica gratuita y un número de WhatsApp.

“También seguimos vacunando a personas de entre 55 y 59 años con factores de riesgo. Estas personas también pueden inscribirse en un listado a través de un formulario web”, detalló la funcionaria.

Por su parte, la cartera sanitaria reveló en un informe que la cantidad de contagios de Covid-19 “se mantiene estable” en el distrito durante la última semana.

En los últimos siete días se registraron 115 nuevos casos en Ushuaia, 83 en Río Grande y 13 en Tolhuin, mientras que solo 5 pacientes permanecen internados en los diferentes servicios de terapia intensiva.

Desde el comienzo de la pandemia, Tierra del Fuego acumula un total de 23.448 casos confirmados, con 369 pacientes fallecidos.

En relación a las vacunas, la provincia recibió 17.550 dosis, de las que fueron aplicadas 12.287, y 9.319 personas recibieron la primera aplicación mientras 2.968 completaron el cronograma, señalaron los voceros sanitarios.

Según la ministra de Salud, Judit Di Giglio, “este es el momento de incrementar las medidas de prevención para disminuir el impacto de la segunda ola".

"Si bien el Estado tiene la responsabilidad de ofrecer el diagnóstico oportuno y temprano, efectuar el rastreo, el aislamiento y el tratamiento de los enfermos, los ciudadanos también tenemos un rol muy importante para combatir la pandemia”, afirmó la funcionaria.

En ese sentido, la ministra pidió “especial responsabilidad” a los empleadores para que “hablen con sus trabajadores y extremen los cuidados y el cumplimiento de los protocolos sanitarios”. (Télam)