Ricardo Teijeiro, infectólogo del Hospital Pirovano y expresidente de la Sociedad Argentina de Infectología (SADI), afirmó hoy que la vacuna Moderna contra el coronavirus permite vacunar a la gente joven "que tiene más posibilidades de no enfermar pero sí transmitir".

El especialista habló sobre el acuerdo con la compañía Moderna, que permitirá a la Argentina contar con 20 millones de dosis de vacunas Moderna a partir del 2022, pero que habilita la posibilidad de obtener durante este año una donación de dosis de parte de Estados Unidos.

"La diferencia con las vacunas que ya tenemos es la gran posibilidad de usarlas en pacientes jóvenes, chicos mayores de 12 años", dijo el especialista y agregó que se debe "ir buscando la tendencia de vacunar a la gente joven que es la que va a mantener la circulación del virus, es la que más contacto social tiene, la que tiene más posibilidades de no enfermar pero sí de transmitir".

En este sentido, el infectólogo señaló que "un joven puede llevarlo a su casa, transmitírselo a su abuelo y puede haber un impacto grande en esa persona", y recalcó que "quizás no hay realidad del riesgo" en esta franja etaria.

Asimismo, enfatizó la posibilidad de inocular con estas vacunas a los chicos que son de riesgo por discapacidades o trastornos inmunológicos e indicó que la vacuna de Sinopharm también ha sido aprobada para menores en China.

En declaraciones a LT9 Radio Brigadier López, el médico mencionó la efectividad de la vacuna Moderna ante las nuevas variantes del coronavirus, ya que, "como la Pfizer, son vacunas con plataforma de ARNm, con base de aminoácidos, lo que se puede hacer con estas vacunas en el laboratorio es modificar rápidamente esa base en función de la modificación del virus".

Con respecto al estudio que permite la combinación de vacunas, comentó que en la Ciudad de Buenos Aires, se evalúa combinar la Sputnik V con Sinopharm y la Astrazeneca con Cansino, y, para eso, "se va a determinar la protección y si tiene consecuencias adversas".

En este sentido, mencionó que en España los estudios preliminares de la combinación de Pfizer y Astrazeneca "han sido muy buenos".

"Hay que tenerlo en cuenta no solo por la falta de vacunas sino porque pueden superar la eficacia de las vacunas de la misma plataforma, sobre todo porque con este virus no sabemos cuándo se va a tener que hacer un refuerzo", concluyó.

(Télam)