El obispo de Santiago del Estero, Vicente Bokalic, anunció hoy que se suspenderá la fiesta central en honor al Señor de los Milagros de Mailín, que estaba prevista entre el 13 y el 16 de mayo, en el sur de la provincia, para evitar aglomeraciones en las peregrinaciones tradicionales ante la pandemia de coronavirus.

La fiesta que se celebra en la localidad de Villa Mailín es una de las celebraciones religiosas más importantes del norte del país, que convoca cada año a más de 300 mil fieles que llegan al pequeño pueblo para cumplir con sus promesas, pedir por salud, trabajo, paz y el pan de cada día.

“Sé que para muchísimos es un verdadero dolor y desazón no poder llegar al Santuario, pero debemos ser respetuosos de la vida propia y de la de los demás”, dijo el obispo en un comunicado.

Asimismo, remarcó: “Somos hermanos y debemos cuidarnos unos a otros”, tras lo cual explicó que “las distintas comisiones ya están organizando las celebraciones a modo virtual como en el 2020, para celebrar al Señor en nuestras casas y comunidades”.

“Una vez más el Señor quiere llegar a sus hogares para bendecirlos y renovarlos con su Gracia, su Misericordia y su Paz; quiere darles vida y fortaleza en medio de las crisis que estamos atravesando: llevando nuestra cruz y siendo los Cireneos que carguemos la cruz de los demás: sirviendo, alentando, ayudando y compartiendo el sufrimiento de muchos hermanos y hermanas”, enfatizó el obispo diocesano.

Y, apuntó que “desde muchos lugares y destinos, diversos grupos, seguramente estaban pensando y organizando su peregrinación a Mailín” y recordó que en “tiempos normales, fuera de esta pandemia que nos atraviesa, los responsables pastorales del Santuario junto con los Servidores, las autoridades de la Provincia, el mismo pueblo de Mailín estarían en estos momentos organizando todo para recibir los miles de peregrinos de nuestra provincia y los que vienen de distintos puntos del país”.

Sin embargo, Bokalic agregó que “dadas las circunstancias que estamos viviendo, en plena pandemia, afectados por este mal, hemos mantenido varias reuniones con el ministro del Gobierno de la Provincia evaluando la situación y buscando alternativas para nuestro encuentro, lamentablemente y con preocupación lo debo decir que en estos días se está dando un nuevo pico de contagios en todo el país”.

“Hemos esperando algunos días para ver la evolución de los acontecimientos: no hay buenas perspectivas para volver a congregarnos masivamente en torno a la Imagen Milagrosa del Señor”, expresó.

Bokalic señaló: “Todo tipo de aglomeración es ocasión propicia de masivos contagios del virus. Si bien desde el comienzo de la pandemia nos venimos rigiendo como Iglesia, con protocolos para este tipo de encuentros y celebraciones, ahora y teniendo en cuenta los elevados números de contagios debemos intensificar los cuidados para que este mal no se extienda tanto”. (Télam)