El superintendente de Salud de la Nación, Daniel López, enfatizó que "desde el mes de diciembre del 2019 a hoy fueron aumentadas en 320 por ciento las prestaciones en discapacidad" y, además de descartar recortes en el área, explicó que el organismo viene pagando "en tiempo y forma" a las obras sociales las prestaciones y que, sobre un total de 1,9 millones de facturas procesadas y abonadas en los últimos tres años, hubo planteos sobre 3.000 de ellas, es decir sobre un 0,15%.

"Cuando das respuestas al reclamo, desmitificás lo que se dice. Nunca el presidente (Alberto Fernández) ni (el ministro de Economía) Sergio Massa hablaron de ajustes sobre discapacidad. Hace tres días salió publicado en el Boletín oficial un incremento en la partida presupuestaria, de 9 millones de pesos, para la Agencia Nacional de Discapacidad", indicó López en diálogo con Télam.

De esta forma se refirió a los reclamos por atrasos o falta de pagos en prestaciones para personas con discapacidad que vienen manteniendo un sector de prestadores y familias de personas con discapacidad.

El titular de la Superintendencia recordó que "desde diciembre del 2019 a la actualidad hubo un incremento del 320% en el arancel de las prestaciones de discapacidad".

Además, explicó las obligaciones del organismo con respecto al cumplimiento de pagos y regulación de las obras sociales nacionales, sindicales y prepagas: "La función de la Superintendencia es regular el funcionamiento de las obras sociales nacionales, sindicales y prepagas, que cumplan sus obligaciones de prestación médica bajo el Plan Médico Obligatorio" (PMO).

López remarcó que la regulación de las obras sociales provinciales queda fuera de la competencia del organismo que encabeza porque -dijo- "pueden no adherir al PMO y algunas tiene coseguros".

En cuanto al funcionamiento del financiamiento y de los pagos de las obras sociales y prepagas, Lopez explicó que "la seguridad social, compuesta por obras sociales y prepagas, se nutren de aportes de contribuciones de los sueldos de los individuos, con un 9%, y eso va a la AFIP".

"La AFIP le paga una parte a las obras sociales y retiene el 16% de ese 9%, lo cual genera el fondo de redistribución, con tres componentes: Integraciones (discapacidad), subsidios automáticos (obras sociales con menos ingresos reciben subsidios para compensar con las que cobran más) y, por último, está el fondo de distribución, que es un reintegro de medicamento de altos costos", detalló.

"No sé por qué continúa el reclamo; estamos pagando en tiempo y forma", remarcó el funcionario.

Según señaló Lòpez, lo facturado en julio son prestaciones de junio y se paga a los 60 días de presentada la factura "y ya están pagas", aclaró.

"Ahora la AFIP se prepara para pagar las prestaciones del mes de julio, que se facturan en agosto", dijo.

Respecto a la función de la Superintendencia de asegurar el cumplimiento de los pagos de las obras sociales nacionales, sindicales y prepagas, aclaró que "se generó un mail de reclamo a todos los profesionales, por facturas no pagadas".

"Esto significa que se les habilitó para que me manden un email y me digan qué obra social no pagó y tener un esquema del reclamo, pero de los 10.000 emails que llegaron solo el 0,15% de un total de 1.900.000 facturas, o sea 3.000, eran efectivas y eran del 2020 a ahora", recalcó.

Asimismo, un comunicado de la Superintendencia resaltó que se destinan mensualmente 10.000 millones de pesos a 93.000 beneficiarios con discapacidad, para el pago de dichas prestaciones. (Télam)