Alrededor de 185 personas trabajaban hoy en el operativo para detener los nuevos focos de incendio en la zona de la Cuesta del Ternero, en las cercanías de El Bolsón, en Río Negro, que se reavivaron por las altas temperaturas, que el Servicio Meteorológico Nacional (SMN) estima que llegarán a los 31 grados en la jornada.

Hoy llegaron 10 trabajadores de Neuquén, 11 del Parque Nacional Nahuel Huapi y otra decena del Parque Nacional Los Glaciares para ayudar en el combate a las llamas, según se informó oficialmente.

“Estamos teniendo rebrotes muy fuertes del incendio a partir del mediodía por las altas temperaturas, la baja humedad relativa y el viento que siempre hay en estos lugares, sobre todo por el tema cañadones que aceleran su velocidad”, dijo a Télam el jefe técnico del Servicio de Prevención y Lucha contra Incendios Forestales (Splif) de El Bolsón, Nicolás De Agostini.

Asimismo, indicó que "salimos muy temprano a la mañana a trabajar y hacemos reportes cada tanto de la situación para evaluar como estamos” sobre la rutina de trabajo para combatir el fuego.

De Agostini sostuvo que “cinco combatientes (contra las llamas) de Córdoba quedaron medio atrapados entre dos fuegos en un sector del incendio, y aunque no tuvieron un riesgo directo estuvieron varias horas expuestos al humo, lo que no es bueno”.

“En otro sector, en un momento nos tuvimos que correr porque caían piedras, ya que se estaba quemando ladera arriba de donde estábamos trabajando", agregó.

El jefe técnico del Splif aseguró también que junto al grupo que combate el fuego hay una ambulancia y personal médico que se queda durante el día por si se necesita algún traslado.

Asimismo, detalló que "se siguen sumando combatientes y también se sumará el Ejercito hoy con el tema de la comida".

De acuerdo al pronóstico especial solicitado al SMN, la temperatura llegará este miércoles a los 31 grados, con una humedad del 15% y vientos del sector oeste de entre 5 y 15 km/h aumentando a 10-20km/h durante la jornada.

Los focos ígneos cerca de El Bolsón comenzaron el domingo 24 de enero y seis personas están imputadas por la Justicia de Río Negro como coautoras del incendio.

Los imputados habían prendido una fogata para cocinar con una parrilla "a solo 50 centímetros de un pinar" y se retiraron del lugar "sin apagar debidamente ese fuego", informaron fuentes del Ministerio Público Fiscal. (Télam)