Dos incendios fueron sofocados hoy en Santa Cruz, en el marco de alerta amarilla por vientos intensos de hasta 100 kilómetros por hora, uno de los cuales causó pérdidas materiales totales para al menos cuatro familias, en el sector del vaciadero de Río Gallegos y el otro en el acceso norte a la capital provincial, pasando el puente de ingreso al Aeropuerto hacia la costa, informaron fuentes oficiales.

“Vecinos de varias manzanas del barrio El Faro, calles Maradona, Zuvic, la zona más afectada por el humo debieron ser evacuados y autoevacuados en forma preventiva, aunque a esta altura está todo controlado, se está haciendo guardia de ceniza porque el viento sigue por lo menos hasta las 22 que puede darse una merma, hay que estar atentos a eso”, informó pasadas las 18 horas a Télam, Diego Farías, responsable de Protección Civil provincial.

El funcionario provincial agregó que “el fuego no llegó a la pista y el aeropuerto a partir de las 18,15 quedó operativo para lo que es vuelos, pero todo lo que es pastizales se quemó completo y el viento y el humo hicieron que se tuvieran que hacer evacuaciones preventivas de los vecinos que ya empezaron a volver a sus domicilios”.

El Gobierno provincial informó que para albergar provisoriamente a los vecinos que habitan en las inmediaciones de la zona afectada, fue dispuesta la Terminal de Ómnibus local, donde fueron evaluados y asistidos por personal de Salud, y que no hubo personas hospitalizadas.

Farías dijo que Protección Civil se abocó a contener el fuego desde el lado del aeropuerto, mientras Seguridad de la provincia realizó las evacuaciones en varias manzanas del barrio El Faro afectadas.

“Un zanjón existente entre la última calle del barrio El Faro y el predio del aeropuerto, contuvo las llamas”, explicó el funcionario.

Click to enlarge
A fallback.

Las instituciones locales, provinciales y nacionales abocadas al incendio de pastizales en el acceso norte, venían de sofocar un incendio que se desató antes del mediodía en el barrio Madres a la Lucha, que afectó con pérdidas materiales totales a al menos cuatro familias, aunque ninguna víctima personal.

“Hubo atención de gente que se llevaron al hospital por inhalación de humo pero nada de gravedad lo que nos informaron, más que nada preventivo”, agregó. (Télam)