Los océanos se llenan de plásticos y se vuelven más ácidos. El calor extremo, los incendios forestales y las inundaciones, así como una temporada de huracanes en el Atlántico que ha batido récords, han afectado a millones de personas. Ahora, la humanidad se enfrenta a la Covid-19, una pandemia sanitaria mundial con una fuerte relación con la salud de nuestro ecosistema.

De acuerdo con el PNUMA (Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente), una nueva enfermedad infecciosa emerge en los humanos cada 4 meses. De estas enfermedades, el 75% provienen de animales. Esto, conforme a esta iniciativa multilateral, muestra "las estrechas relaciones entre la salud humana, animal y ambiental".

En contraposición a ello, "los ecosistemas sustentan todas las formas de vida de la Tierra. De la salud de nuestros ecosistemas depende directamente la salud de nuestro planeta y sus habitantes", advierte Naciones Unidas en ocasión del Día Internacional de la Madre Tierra, que se conmemora hoy.

Sintonía Verde, uno de los programas que Télam Radio emite y disponibiliza para las emisoras de todo el país, se hizo eco de de la "salud" de uno de los ecosistemas centrales de la Argentina: los humedales.

A partir del primer inventario de humedales que la Autoridad de la Cuenca Matanza-Riachuelo (Acumar) llevó adelante junto al Conicet, Patricia Pastore, analista ambiental de la Acumar, señaló a Sintonía Verde que "el objeto del inventario es delimitar, caracterizar y tipificar los humedales como herramienta para el ordenamiento ambiental del territorio y la gestión sustentable de estos ecosistemas en la Cuenca".

En tanto, Eugenio Coconier, coordinador de Calidad Ambiental del organismo, resaltó ante Télam Radio que el monitoreo "está totalmente integrado con las otras áreas de Acumar a la hora de dar respuesta y revertir la contaminación que existe en la Cuenca."

Un humedal es un tipo particular de ecosistema que se caracteriza por tener una estrecha dependencia del régimen hidrológico, pudiendo estar inundados de manera temporal o permanente, por lo que la vegetación existente y la fauna asociada se encuentran adaptadas al ambiente.

Dos de los servicios ambientales más importantes que proveen estos ecosistemas son, primero, la regulación del clima que tiene un fuerte impacto positivo en relación al cambio climático ya que son importantes sumideros de carbono, y segundo, la regulación del agua, debido a que la vegetación actúa como receptores naturales de los excesos hídricos estos ecosistemas colaboran impidiendo inundaciones. (Télam)