La delegación Santa Fe de la Asociación de Médicos de la República Argentina (AMRA) pidió hoy al Gobierno provincial “nuevas medidas más severas” para frenar contagios de coronavirus, en coincidencia con la directora de un hospital público de Rosario que aseguró que “es necesario más control de día y menos circulación de gente”.

La provincia de Santa Fe tiene hoy el 86% de las camas de unidades de terapia intensiva (UTI) ocupadas, pero en la ciudad capital el porcentaje alcanzaba al 91% y en Rosario, la localidad más poblada, al 93%, informó la cartera de Salud local.

En ese contexto, el sindicato de médicos santafesino expresó su “preocupación ante el inminente colapso del sistema sanitario”.

En razón de ese diagnóstico, y “ante el vencimiento de las últimas medidas de restricción” adoptadas por el gobernador Omar Perotti, que expiran el domingo, AMRA Santa Fe pidió “nuevas medidas más severas”.

Aclaró que su pedido no es “sólo para proteger y resguardar la vida y salud de nuestros compañeros y compañeras, sino también para garantizar la atención asistencial de la población” ante el inicio de la segunda ola de la pandemia de Covid-19.

En paralelo, la directora del Hospital del Centenario de Rosario, Claudia Perouch, reveló hoy que “todas las camas de terapia intensiva están ocupadas” en ese centro de salud.

“Es necesario más control de día y menos circulación de gente”, dijo la médica en declaraciones a la radio “La Ocho” de Rosario.

La directora del hospital consideró que “estamos en un momento en el cual va a ser necesario poner más restricciones”.

Dijo que si bien sabe que “se lesiona la situación económica", ve en Rosario "una actividad plena", por lo que consideró que "es necesario más control de día y menos circulación de gente” ya que “hay lugares donde no puede llegar el Estado ni el Gobierno”.

Perouch señaló que el pedido de cuidados individuales a la población y la apelación a su conciencia ante la situación epidemiológica no resultaron suficientes.

“Existe gente grande, no solo jóvenes, que están sin barbijo en bares y restaurantes, donde no existe ventilación cruzada. Habría que aplicar más restricciones”, precisó la directora del hospital rosarino.

Por su parte, la ministra de Salud provincial, Sonia Martorano, señaló hoy al inaugurar un hospital de campaña en la ciudad de Santa Fe que “estamos entrando en una etapa muy complicada de esta pandemia”, por lo que “es el momento de cuidarnos porque las camas son finitas”.

Respecto a la adopción de nuevas medidas restrictivas –como las anunciadas hace una semana sobre la movilidad nocturna- dijo que el Gobierno santafesino aguardará las decisiones a nivel nacional “y en base a eso vamos a ir tomando medidas”. (Télam)