Los incendios continuaban azotando hoy la región de Galicia, en el noroeste de España, donde pese a la lucha de los bomberos el fuego ya arrasó al menos 3.000 hectáreas atizado por la tercera ola de calor en apenas dos meses en el país europeo.

El municipio de Boiro está en alerta por incendios, después de que al menos 1.200 hectáreas ardieran desde el jueves cerca de zonas habitadas, según un balance difundido este sábado por las autoridades de Galicia.

"La situación sigue siendo complicada, los helicópteros no dan abasto para controlar todos los focos", dijo en Facebook el alcalde del municipio vecino de A Pobra do Caramiñal, Xosé Lois Piñeiro.

Según los medios locales, unas 700 personas fueron evacuadas en esta zona costera, informó la agencia de noticias AFP.

También en Galicia, un incendio en el municipio de Verin, que comenzó el miércoles, "evoluciona favorablemente", de acuerdo al reporte del gobierno regional, que calculó en 600 las hectáreas quemadas pero sin riesgo para la población.

Son un total de 2.950 las hectáreas que resultaron calcinadas en Galicia desde el inicio de la tercera ola de calor que azotó España desde finales de la semana pasada.

Las temperaturas bajaron ligeramente desde el jueves, pero se esperaba que hoy en gran parte del país se registraran temperaturas superiores a los 35ºC.

Desde principios de año, 366 incendios destruyeron cerca de 230.000 hectáreas en España, según el Sistema Europeo de Información sobre Incendios Forestales (Effis).

Es la cifra más alta de los países de la Unión Europea este año y también de España desde 2000, año de las primeras mediciones.

El aumento de estas olas de calor es consecuencia directa del calentamiento global, que aumenta su intensidad, duración y frecuencia, indicaron especialistas. (Télam)