El médico y fundador del Grupo Insud, Hugo Sigman, expresó hoy que el problema del acceso a las vacunas "no es la demanda" sino "la oferta" ya que "salvo Israel, Estados Unidos y Gran Bretaña, todos los países experimentan retrasos en la llegada de las dosis comprometidas".

La empresa biotecnológica mAbxiance, del Grupo Insud, produce el principio activo de la vacuna de Oxford-AstraZeneca, y su equipo científico y técnico "trabaja contrarreloj desde noviembre del 2020, con un profundo compromiso, para lograr los objetivos acordados".

"Para ello fue necesario un gran esfuerzo de capacitación e inversión, del que estamos orgullosos. Felizmente, mAbxience ha cumplido con los objetivos, tanto en tiempo como en cantidad, y así lo seguirá haciendo", sostuvo Sigman en un comunicado que difundió a través de las redes sociales.

Enfatizó además que "la cuota argentina del principio activo fabricado por mAxience no alcanza para cubrir las necesidades de nuestro país, por lo que es imprescindible contar con otras vacunas. En otras palabras, las vacunas no son excluyentes".

El empresario también comunicó la compañía no tiene ningún poder para incidir "firmar los contratos con los gobiernos o establecer las fechas de entrega".

Y dijo que "mAbxience no es la propietaria de la vacuna, ni la encargada de venderla, cobrarla, ni de firmar los contratos con los gobiernos o establecer las fechas de entrega. Ha sido seleccionada, en un reconocimiento al capital humano y científico argentino, para producir el principio activo, como parte de un proyecto que tiene como objetivo abastecer de la vacuna a precios accesibles a los países de nuestra región".

En ese contexto, y tal como lo expresó al momento de anunciar que iban a producir el principio activo, el empresario recordó que "ni mAbxience ni yo hemos acordado ni firmado ningún contrato con el Ministerio de Salud de Argentina, ni de ningún otro país, por la vacuna contra Covid, ni hemos cobrado dinero alguno de ningún gobierno por su fabricación o venta".

Sigman también desmintió la acusación de haber incidido sobre autoridades nacionales "para impedir un acuerdo con Pfizer.

"En primer lugar, nuestro grupo mantiene una relación de trabajo con Pfizer: Sinergium Biotech, compañía de la cual soy uno de los accionistas, fabrica para Pfizer la vacuna para prevenir la neumonía", explicó.

"Además de infundada, la versión es ridícula. ¿Qué interés, personal o empresarial, podría tener en impedir un contrato para la compra de vacunas entre el Estado Nacional y otro laboratorio? ¿Fabricar más principio activo en una empresa de mi propiedad?", se preguntó Sigman en el comunicado.

Acerca de la inquietud sobre si la compañía que pertenece a su grupo que elabora el principio activo no podría envasar y distribuir la vacuna en Argentina directamente, Sigman reiteró que "mAbxience no es la propietaria del principio activo, sólo lo fabrica, de modo que no puede disponer del mismo como si le perteneciera".

"Pero además -señaló- sucede que formular fraccionar y envasar cada tipo de vacuna requiere una serie de equipos e insumos específicos que, por la alta demanda global, hoy resultan imposibles de conseguir rápidamente".

Este es, de hecho, "el problema que enfrentó en México el laboratorio Liomont, quien formula fracciona y envasa el principio activo que mAbxience produce en Argentina y que determinó una demora en el inicio de la producción", explicó.

Además, el empresario describió que "sería necesario capacitar al personal científico y técnico para esta fabricación en particular, lo cual lleva tiempo (Sinergium Biotech, por ejemplo, tuvo que dedicar un año y medio a la búsqueda de equipos y la capacitación de sus profesionales para poder fabricar completamente la vacuna de gripe de Novartis y la de neumococo de Pfizer)".

"Hasta donde tengo conocimiento, ninguna planta activa hoy en Argentina puede realizar esta tarea de manera inmediata", aseveró.

"Por otro lado -añadió-, prohibir la exportación del principio activo, como reclaman algunos, implicaría poner en cuestión un proyecto que tiene como objetivo garantizar que América Latina acceda a la vacuna de manera equitativa y económica".

Finalmente, aclaró que la planta de mAbxience "fue desarrollada enteramente con fondos del Grupo Insud". (Télam)