Los senadores provinciales salteños dieron hoy sanción definitiva a una ley que prohíbe el uso, tenencia y comercialización de pirotecnia sonora en el ámbito provincial, de acuerdo con un proyecto impulsado por familiares de personas con trastorno del espectro autista (TEA).

“Sentimos que esta ley nos protege”, expresó Ada Sánchez, de Familia TEA Salta, tras la sanción del proyecto de ley de Prohibición del uso, tenencia y comercialización de pirotecnia sonora, aprobado en la Cámara de Senadores y que tenía media sanción de Diputados.

Sánchez aseguró que “estamos muy contentos” porque “por fin tenemos una ley de pirotecnia cero”, para que “se dejen de vulnerar los derechos de nuestros hijos, por los que venimos luchando desde hace años”.

“Nuestros hijos sangran por la nariz, por los oídos, otros tienen taquicardias, y hay quienes llegan al infarto, otros salen despavoridos” ante el sonido de la pirotecnia, explicó, al tiempo que indicó que no solamente afecta a personas con autismo, que superan las 100 mil en la provincia, sino también a los veteranos de guerra, bebés, adultos mayores e hipoacúsicos, entre otros.

La aprobación del proyecto se concretó durante la 23° sesión ordinaria de la Cámara de Senadores, presidida por el vicepresidente segundo, el senador Walter Cruz, y con la presencia de 19 miembros del cuerpo.

El proyecto llegó al recinto con dictamen de la comisión de Legislación General, del Trabajo y Régimen Previsional, y la finalidad es prohibir el uso, tenencia, comercialización, manipulación, fabricación, acopio, exhibición, expendio mayorista o minorista cualquiera sea su modalidad, a título oneroso o gratuito de todo elemento de pirotecnia con efectos audibles o sonoros.

La norma pasó al Poder Ejecutivo provincial, para su promulgación.

El senador del Frente de Todos, Javier Mónico, expresó: “Le dimos sanción definitiva a un proyecto que venía de Diputados y que en términos generales prohíbe el uso, la comercialización y la fabricación de pirotecnia con efectos sonoros en todo el ámbito de la provincia”.

“Es emocionante ver cómo este grupo de padres y estas organizaciones intermedias luchan y trabajan para garantizar el derecho a la vida y la salud de sectores vulnerables de nuestra sociedad, que realmente hoy sintieron que han dado un paso adelante en esta lucha”, expresó el legislador.

Por otro lado, Mónico consideró que “hace un poco de ruido que tengamos que llegar a esta instancia, de sancionar una ley para garantizar estos derechos y que no entendamos esta construcción colectiva que es la sociedad, que se hace día a día, y en la que tenemos que dar lugar y espacio para que cada uno de los salteños pueda realizarse plenamente”.

Por su parte, el senador Miguel Calabró se abstuvo de votar por considerar que el proyecto “no resuelve el problema”, y que es “un tema que se debe debatir y estudiar mejor”.

“La solución está en la convivencia, no en la prohibición. Fomentemos el diálogo, no creo que a través de un papel que luego no se puede cumplir esté la solución a este problema”, concluyó.

Miembros de Familia TEA Salta y otras organizaciones celebraron la sanción de la norma en los balcones del recinto legislativo salteño.

(Télam)