Los senadores provinciales dieron hoy media sanción al proyecto de declaración del estado de emergencia hídrica por escasez de agua en todo el territorio de la provincia de Salta, por el término de un año, debido a la necesidad de dotar al Poder Ejecutivo de instrumentos para paliar la situación de sequía extrema que se registra.

“Es un tema en el que venimos trabajando los senadores de los tres bloques en distintas comisiones, porque atraviesa muchos aspectos, con el objetivo de encontrar una herramienta que ayude a paliar esta situación histórica de sequía que sufrimos en la provincia”, expresó el senador por el departamento de La Caldera, Miguel Calabró.

El legislador se refirió así a la media sanción otorgada hoy al proyecto de ley de declaración de emergencia hídrica en toda la provincia, en la 33° sesión ordinaria de la Cámara de Senadores, que se desarrolló esta tarde y contó con la presencia de 18 senadores.

El proyecto fue presentado por los senadores Mashur Lapad, Dani Nolasco, Walter Wayar, Diego Cari, Esteban D´Andrea, Jorge Soto y Calabró, y declara el estado de emergencia hídrica por escasez de agua en todo el territorio de Salta por el término de un año.

Antes de la sesión, los legisladores recibieron a las autoridades del Ente Regulador de los Servicios Públicos (Enresp), su vicepresidente, Jerónimo López Fleming; el director, Mariano San Millán; el secretario general, Mariano Ovejero, y otros funcionarios, a efectos de conocer los alcances de la iniciativa.

“Estamos 150 milímetros abajo del promedio anual de lluvia”, indicó Calabró, quien destacó que este proyecto, que pasó a la Cámara de Diputados, para su tratamiento, le brinda al Poder Ejecutivo Provincial “herramientas ágiles” para poder acudir en respuesta a la falta de agua.

Además, establece la realización de una campaña de concientización en todos los medios de los que la provincia dispone, para que “la gente tome conciencia de hacer un uso racional del agua”, ya que “estamos por arriba de los 500 litros de consumo de agua por persona por día”.

El senador detalló que, por otro lado, esta norma busca “cubrir legalmente” en esta situación a la empresa Aguas del Norte, que es la prestataria del servicio de agua potable en la provincia.

“Hay un esfuerzo muy grande por parte de todos, concejales, intendentes, diputados, senadores, el Gobierno de la provincia, el Ente Regulador de los Servicios Públicos y Aguas del Norte para tratar de paliar la situación”, explicó.

Finalmente, señaló que se buscará que el año que viene Aguas del Norte realice una fuerte inversión en la colocación de medidores, ya que solo el 30% de los usuarios cuentan con este sistema, para que “se toma una mayor conciencia del agua que estamos utilizando”.

En tanto, López Fleming sostuvo que “la escasez de agua se profundiza cada vez más, por un proceso de falta de lluvia que no solo está sufriendo Salta, sino que afecta a otras regiones del país”, y consideró que se trata de “un proceso vinculado al fenómeno de La Niña”.

“Estamos tratando de implementar medidas paliativas a través de este proyecto de ley que estamos enviando al Senado”, dijo, y agregó que “es una herramienta para poder manejarnos con inmediatez y mayor flexibilidad ante la situación, hasta que lleguen las lluvias”.

Por otro lado, el Gobierno de Salta conformó hoy el Comité de Emergencia Hídrica para el departamento San Martín, con el objetivo de atender los efectos de la grave sequía que afecta a las localidades del norte provincial, a través de la articulación de acciones conjuntas para paliar la falta de agua y llevar asistencia y contención a los vecinos afectados por esta situación.

Voceros gubernamentales informaron que bajo la coordinación de Aguas del Norte, del Comité participan las secretarías de Recursos Hídricos, Salud, Seguridad, Asuntos Indígenas, el Enresp, el Ejército y los municipios del departamento.

El Comité coordinará medidas para la organización y prestación del servicio de agua potable frente a la extraordinaria situación de crisis que se registra en el departamento, como consecuencia de la histórica bajante del dique Itiyuro, considerada la más grave de los últimos 50 años.

En este marco, se decidió la distribución equitativa de agua potable a través de los camiones cisternas y nuevos cargadores de agua potable, para lo que la Policía de la Provincia relevará y controlará la prestación de este servicio alternativo, para evitar inconvenientes.

También se dispuso la suspensión de los cortes programados de energía eléctrica, salvo situaciones en las que resulte indispensable, para garantizar el continuo funcionamiento de los pozos profundos de abastecimiento, y se fijó un cupo máximo de mil litros diarios por familia, entre otras medidas. (Télam)