Cada vez se conocen más casos de personas que ponen en riesgo su vida con el fin de tener la mejor fotografía para compartir en las redes sociales. Sin embargo, este no es el caso de los tres hermanos ingleses, Rachel, Isobel y Andrew Jobson, que fueron alcanzados por un rayo mientras tomaban una selfie, por casualidad.

Mientras recorrían en bicicleta los alrededores del Palacio de Hampton Court, en el sureste de la capital británica, los jóvenes fueron sorprendidos por una fuerte tormenta. Con el fin de registrar el épico momento, decidieron tomar una selfie, pero mientras ello ocurría fueron alcanzados por un rayo.

Los tres hermanos sobrevivieron para contarlo.

Tanto Andrew, como Rachel y Isobel pudieron sobrevivir al hecho, tras recibir atención médica, por las graves quemaduras que sufrieron sus cuerpos. Por otra parte, en su cámara, quedó plasmado el momento exacto en el que recibieron la descarga eléctrica.

"Estábamos tomando la foto con nuestro teléfono y de pronto caí al suelo. Me sentí inconexa. Mi hermana y yo gritamos", contó Rachel, quien perdió la sensibilidad en uno de sus brazos, y se encuentra recuperándose de graves quemaduras en su muslo.

“La foto de nosotros en el momento en que ocurrió el rayo fue a las 17:05. Tomé una foto de nosotros sonriendo y luego queríamos una foto triste bajo la lluvia. De repente, estaba en el suelo y no podía escuchar nada más que este zumbido agudo. Todo mi brazo derecho estaba entumecido y no podía moverlo”., contó Isobel, la más pequeña del clan.

Los médicos a cargo de brindarles los primeros auxilios al recibirlos en el nosocomio, afirmaron que la causa de este accidente podría haber sido la plaza de titanio que tiene Isobel en su brazo, que posee por un accidente previo en bicicleta