En los tiempos que corren, estar con el teléfono celular de manera permanente se convirtió en una costumbre. Tal es así, que hasta se mencionó con un término específico, "phubbing" (en inglés) o "ningufoneo" (en español).

Según un reciente estudio de la Universidad de Georgia, aislarse de la situación en la que se está, por estar con el teléfono, devela algunos aspectos de tu personalidad. En ese sentido, el estudio determinó que quienes padecen de depresión o ansiedad tienen una tendencia al aumento del phubbing.

Al respecto, Juhyung Sun, autora del estudio , señaló que "algunas personas con ansiedad social o depresión tienen más probabilidades de ser adictas a su teléfono inteligente". Además, también se indica en la investigación que el neurocentrismo también puede influir en este incremento del "ningufoneo".

“Observé que muchas personas usan sus teléfonos mientras están sentadas con sus amigos en el café, en cualquier momento de la cena, sin importar el tipo de relación”, sostuvo la investigadora.

Este estudio, además, develó que hay otros factores que inciden en el "phubbing", como por ejemplo la adicción al celular, o la necesidad de leer las notificaciones que manda permanentemente el teléfono móvil.

"Algunas personas con ansiedad social o depresión tienen más probabilidades de ser adictas a su teléfono inteligente".

En cambio, quienes son más sociables y amables, tienen menos tendencia a padecer "phubbing", porque prefieren los encuentros cara a cara con otras personas para el intercambio de opiniones, o trabajos cooperativos.

Al respecto, el sondeo sostiene que las personas con estas características “tienen una alta tendencia a mantener la armonía social mientras evitan discusiones que pueden arruinar sus relaciones”.

"En las conversaciones cara a cara, las personas con altos niveles de amabilidad consideran que el comportamiento de phubbing es grosero y descortés con sus compañeros de conversación", sentencia.

Finalmente, Sun afirmó que el número de personas que participan en la conversación también puede afectar en el "phubbing": “La mayoría de las personas ignoran a otros, y en un grupo, puede parecer que 'no pasa nada', porque el que lo hace piensa 'soy solamente yo, el que habla no se da cuenta de que estoy usando el teléfono'".

Mientras que, dar vuelta el teléfono o apagarlo mientras se está en un encuentro de personas puede significar que se está “escuchando lo que está diciendo, esta reunión es importante y me estoy enfocando en usted”