La artista Ludmila Sedova consideró hoy "un honor" haber sido parte del recuerdo de Diego Maradona y dejarlo inmortalizado a través de la pintura titulada "Entre Fiorito y el cielo", que fue el artículo por el que más se pagó en la denominada "Subasta del 10", realizada hoy a nivel internacional y en formato virtual.

La artista afirmó a Télam que la obra está inspirada en su pasión por el fútbol y por Diego Maradona, a quien conoció en el club San Lorenzo de Almagro, del cual es hincha, y a quien prometió homenajearlo con una pintura.

"Sentí que pintar al más grande de todos los tiempos era elevar mi inspiración y mis objetivos, y también un gran desafío personal por todo lo que él representa", señaló Sedova a Télam.

El cuadro en cuestión es una obra al óleo, de 1,70 x 1,70 cm y fue adquirido por 2.150 dólares en la subasta organizada esta mañana por la empresa Adrián Mercado.

La obra, señala Sedova, tuvo un proceso de cuatro meses de trabajo y contó con el apoyo de Rosa Petit, una artesana con quien también trabajó en el diseño de un marco artesanal tallado a mano.

"Estaba sentada en mi taller escuchando a Piazzola, me vino a la cabeza la casa de Diego en Villa Fiorito. Siempre supe que quería pintarlo, pero no quería un retrato típico sacado de una foto. Quería que sea una obra de arte con alma, con significado y que a él le llegue a las entrañas. Por eso lo acompañé de una carta donde le conté cada elemento que elegí, recuerda la artista".

Click to enlarge
A fallback.

La artista plástica afirmó que le entregó el cuadro a Maradona, acompañado de una carta, en ocasión del último cumpleaños del astro del fútbol, luego de algunas dificultades y a partir de un contacto en común.

"Te representé semi desnudo, sin camiseta ni botines, sin prejuicios, con el alma desnuda, tu esencia. Llevás enroscada nuestra amada bandera argentina, la que lleva tu nombre y nos representa a todos los argentinos en el mundo entero. Elegí aquella emblemática foto en la que gritaste el gol del siglo, el que te llevó a ser eterno y que nunca olvidaremos. Tu mano se acerca al cielo, por que fuiste, sos y serás nuestro Dios en la tierra", escribió la artista en la carta entregada a Maradona.

La autora del cuadro reflexiona sobre su obra y expresa su gratitud hacia el ex futbolista, quien valoró su obra y la historia que tenía detrás.

"Es muy difícil expresar el sentimiento y la emoción que tengo. Para mí es un honor haber sido una parte de su recuerdo y dejarlo inmortalizado a través de mi pintura. Me siento realizada", concluye la artista plástica. (Télam)