El titular de Defensa Civil de la provincia de Buenos Aires, Fabián García, dijo hoy que la inestabilidad climática, con fuertes lluvias, "continuará hasta el viernes" y reveló que en algunas localidades del centro bonaerense y la costa atlántica se produjeron precipitaciones que alcanzaron los 60 milímetros, lo que derivó en anegamientos que dificultaron el tránsito durante la mañana.

"Hubo una importante actividad eléctrica, la primera parte de la tormenta pasó por el Aérea Metropolitana del Gran Buenos Aires (AMBA) y la región metropolitana, y en el caso del centro bonaerense y la costa atlántica hubo precipitaciones que alcanzaron los 60 milímetros en algunas localidades", dijo García a Télam, tras lo cual destacó que, a medida que pasen las horas, "el agua se irá escurriendo".

"Se registraron precipitaciones de aproximadamente 60 milímetros en algunas localidades del centro de la provincia, y con algunas calles anegadas en el conurbano", detalló y precisó que en el caso de la Costa Atlántica "hubo suspensión de clases en el turno mañana en algunos municipios como General Madariaga, Villa Gesell y Partido de la Costa".

García manifestó que la intensidad de la tormenta "irá decayendo" con el correr de las horas pero advirtió que la situación de inestabilidad continuará hasta el viernes, por lo que pidió "precaución durante estos días, sobre todo porque debido al período de poda puede ocurrir el desprendimiento de alguna rama que quedó o de una palmera o de un poste de un servicio público que puede quedar suelto".

Sugirió extremar las precauciones al salir a la calle porque "una vez que cesa la lluvia el agua sigue corriendo y posiblemente haya anegaciones", y resaltó que "la precaución no es solo cuando cae mucha agua, la gran cantidad de accidentes ocurren después de la lluvias”.

Por último, el funcionario provincial indicó que, "hasta el viernes, continuará la situación de inestabilidad" y dijo que desde el área que comanda estarán atentos a cualquier requerimiento de la población. (Télam)