Un incendio se declaró este miércoles en una refinería del sur de Teherán, la capital de la República Islámica de Irán, tras una explosión originada por una fuga en una tubería de gas licuado, declaró el jefe de la unidad de crisis de la capital iraní.

"Una fuga en una tubería de emergencia de gas licuado causó el accidente" y "una explosión hizo que se iniciara el incendio, causando el humo que vemos", dijo Mansour Darajati, a la televisión estatal iraní.

Más de una hora después del inicio del incidente, se podía observar un espeso humo negro y llamas a varios kilómetros de la refinería, constató un periodista de la agencia de noticias AFP.

Según la página web de la radiotelevisión pública, Darajati indicó que el fuego se declaró "hacia las 19,30 (12,30 hora de la Argentina)" y que por el momento no se había comunicado ningún muerto.

La refinería, en funcionamiento desde 1968, pertenece a la Tehran Oil Refining Company y puede producir 250.000 barriles diarios, indicó la agencia oficial Irna.

Por otro lado, desde el canal de Telegram de la televisión estatal iraní, un portavoz de la compañía rechazó "cualquier especulación sobre un sabotaje", y agregó que "el accidente se produjo a raíz de un problema técnico y estamos ahora intentando controlar el fuego".

El incendio se produce horas después que la Marina iraní anunciara el naufragio de uno de sus buques cisterna en el golfo de Omán, tras horas de infructuosa lucha contra un incendio a bordo. (Télam)