Varias dotaciones de bomberos, más de 300 brigadistas y cuatro aviones hidrantes continúan hoy con el operativo de combate sobre los dos principales focos de incendios forestales en el norte de la provincia de Córdoba que provocaron la muerte de dos hombres y un herido de gravedad.

El director de Defensa Civil local, Diego Concha, manifestó esta mañana a los medios locales que los dos principales frentes de fuego se ubican en la zona de Caminiaga (departamento Sobremonte) y San Pedro (departamento Tulumba), en las cercanías del trazado histórico que se conoce como el Camino Real al Alto Perú.

Con el apoyo de aviones pertenecientes al Servicio Nacional de Manejo del Fuego (Snmf), Concha sostuvo que "se están utilizando todos los recursos disponibles. Está muy complicado para el desempeño de nuestra tarea por la rotación de los fuertes vientos y la vegetación seca".

Asimismo, dijo que también es difícil la visibilidad del espacio aéreo por el denso humo que generan los incendios.

Preventivamente, se están cortando algunos caminos rurales internos para evitar la circulación de vehículos, por el riesgo que representan las llamas, en tanto desde el Gobierno y con la ayuda solidaria de la gente esta mañana se comenzó con la campaña de distribuir alimentos a los animales que se quedaron sin la vegetación para alimentarse.

Según el pronóstico del Servicio Meteorológico Nacional (SMN), hoy persistirán las condiciones adversas para el combate del fuego, por la vigencia de un "alerta amarilla" por los fuertes vientos.

Click to enlarge
A fallback.

El origen de los incendios aún está en investigación, no obstante se trabaja sobre la hipótesis basada en testimonios que sostienen que, el pasado viernes, cayeron tres rayos durante una tormenta eléctrica en esa zona del norte cordobés.

Dos hombres murieron presuntamente tratando de apagar el fuego y uno se encuentra internado en grave estado con el 80% de quemaduras en su cuerpo. (Télam)