La provincia de Entre Ríos registra una ocupación del 65,54% del total de las camas de terapia intensiva (UTI), unos 14 puntos porcentuales menos que a mediados de julio y oscilando entre 60 y 65 por ciento durante agosto, informó hoy el Gobierno provincial, aunque en Paraná, se mantiene la situación de alerta.

Actualmente, en la provincia se mantienen 92 camas libres sobre las 267 disponibles, 12 menos que la semana pasada, de las cuales 39 son del sector público y 53 del privado, pero no todas están preparadas para atender a pacientes con coronavirus.

El Ministerio de Salud provincial remarcó a la población que se deben mantener las medidas de autocuidado e higiene y los protocolos vigentes, y dividió a la provincia en cuatro regiones para detallar la situación epidemiológica.

La Región I, compuesta por los departamentos La Paz, Paraná, Nogoyá, Diamante y Victoria, registra una ocupación del 82,40%, pero con Paraná, capital provincial, con una ocupación que trepa al 86,21 por ciento y con 12 camas libres.

En esta región aún están libres cinco camas en el sector público, y unas 17 unidades en clínicas y sanatorios.

En la Región II (Feliciano, Federación, Federal, Concordia, San Salvador y Villaguay) la ocupación creció al 54,55% los últimos siete días, al ocuparse siete camas y quedar 25 disponibles.

En cambio, en la Región III (Uruguay, Colón y Tala) la ocupación bajó al 5%, cerca de un 30% menos que en julio pasado, y se mantienen 21 camas libres.

También en la Región IV (integrada por los departamentos Gualeguaychú, Gualeguay e Islas del Ibicuy) la ocupación de las camas UTI bajó al 46,67%, al liberarse cuatro camas y quedar con 18 unidades públicas disponibles y seis privadas.

La secretaria de Salud entrerriana, Carina Reh, aseguró hoy que la alta ocupación en Paraná se debe a que "se concentra la mayor cantidad de camas UTI y la mayor respuesta anestésico-quirúrgica de la provincia".

Allí la ocupación de camas "tiene que ver con el recupero de patologías y operaciones que hubo que diferir durante todo el tiempo que hubo intensa ocupación por Covid-19", agregó.

Desde el Gobierno entrerriano destacaron que el avance de la campaña de la vacunación, con más de 1.080.000 personas vacunadas, permitió avanzar en las habilitaciones de actividades y en disminuir la ocupación en los hospitales.

En ese sentido, el director de Epidemiología provincial, Diego Garcilazo, detalló que los casos nuevos de coronavirus "descendieron cerca de un 40%" durante los primeros 14 días de agosto.

También la tendencia se ve reflejada en la cantidad de casos graves, y en los fallecimientos por Covid-19, que pasaron de 473 personas en mayo a 128 en julio pasado.

De los 17 departamentos que conforman la provincia, seis se mantienen con un nivel de transmisibilidad bajo; 10 medio y sólo Islas del Ibicuy permanece con un nivel de riesgo de contagios considerado alto. (Télam)