Las condiciones del clima empeorarán en las próximas horas en la región cordillerana de Neuquén con la llegada de lluvias y nevadas, aunque hasta el momento no se han presentado nuevas complicaciones en las zonas más afectadas por el último temporal.

El subsecretario de Defensa Civil, Martín Giusti informó a Télam que hasta ahora "la situación es tranquila", pero advirtió que "esto puede variar mañana" por las lluvias y nevadas que están anunciadas.

El paso internacional Pino Hachado permaneció habilitado en el día de hoy por lo que descomprimió la cantidad de camiones que estuvieron varados durante varios días.

El tránsito fue en convoy con custodia vial, mientras que en la zona alta se registraba viento blanco con formación de hielo.

En la localidad de Las Lajas, a 60 kilómetros de la frontera, llegaron a acumularse más de 240 camiones al no poder transitar hacia Chile.

En tanto, el paso Cardenal Samoré fue habilitado al mediodía para circular con suma precaución y portación obligatoria de cadenas.

Al mismo tiempo se mantienen operativos viales en las rutas de la provincia debido a la afluencia de turistas hacia los centros de esquí del sur de Neuquén y Bariloche, en Río Negro.

(Télam)