Los pasajeros y la tripulación que partieron desde Córdoba en el vuelo de Aerolíneas Argentinas que aterrizó hoy en el renovado Aeroparque Metropolitano Jorge Newbery manifestaron su emoción y satisfacción por las obras de ampliación que se realizaron en la estación aérea.

El vuelo AR1505 de Aerolíneas Argentinas despegó desde Córdoba a las 17,55 con 85 pasajeros a bordo -entre los que se encontraba un cronista de Télam-, con una tripulación integrada por Genaro Trucco, como comandante; Nicolás García Ceballos, como copiloto; Marcelo Oscar Navas, como comisario de a bordo y los tripulantes de cabina, Franco Rosetti y Candelaria Civitarese.

"Para nosotros es una enorme satisfacción ser parte de este hecho histórico, que es reinaugurar Aeroparque, donde se ha hecho una enorme inversión que permitirá aumentar la eficiencia de la estación aérea y eso significa más eficiencia de nuestra compañía y de todas las otras empresas que operan aquí", dijo a Télam Trucco.

"Nosotros, como empleados de Aerolíneas, estamos poniendo de nuestra parte el esfuerzo necesario para empujar las acciones que está haciendo la compañía para poder subsistir en esta época de crisis total para el sector aeronáutico y que Aerolíneas forme parte de esta inauguración es una manera de decir presentes y mostrar nuestra disposición para salir adelante”, remarcó.

Por su parte, Navas Rosetti y Civitarese, ya sabían con anticipación que este sería el primer vuelo en aterrizar en Aeroparque. “Cuando tuvimos la programación y vimos que nos tocaba, ya intuíamos que seríamos los primeros. Nos sentimos muy emocionados por esta situación”, manifestaron a Télam durante el vuelo.

Agustín y Guillermina, oriundos de Luján, viajaron a Córdoba a pasar el fin de semana. "Nos enteramos recién cuando vimos el itinerario en la reserva que el vuelo aterrizaba en Aeroparque. Está muy bueno volver a contar con este aeropuerto porque queda más a mano para mucha gente", destacaron.

Lorena vive en Suecia y vino a la Argentina el 7 de marzo de 2020 para el casamiento de un hermano y la declaración de la pandemia la obligó a quedarse en Argentina hasta ahora.

"A los 14 días de estar, comenzaron las restricciones y ya no pude volver. Aproveché para adelantar un año de facultad. Estudio Relaciones Internacionales que curso a distancia y ahora regreso. Vivo en Gotemburgo desde hace dos años y allí trabajo en un bar. Me acabo de enterar que aterrizamos en Aeroparque. Viajó mañana, así que no hay problema", explicó.

Mario Roberto y Haidé que vinieron desde Ushuaia a visitar a la madre de la mujer que está enferma, contaron que no sabían que aterrizaban en Aeroparque.

"Nosotros teníamos otro vuelo y lo cambiaron. Pero no hay problema porque recién viajamos al sur mañana a las 4, así que tenemos tiempo y la compañía nos va a trasladar a Ezeiza", dijo Roberto.

A Juan Cruz, quien vive en Córdoba y viajó a Buenos Aires por trabajo, también lo sorprendió la reapertura de la estación aérea metropolitana: "No sabía, está bueno que vuelva a operar".

Valeria es venezolana, vive hace tres años en Buenos Aires y viajó a Córdoba hace 15 días a visitar a un amigo de la infancia de su padre, tampoco sabía que Aeroparque volvía a operar.

"Para mí es mejor, está más cerca y la movilidad es más sencilla", comentó.

Inés María Correa viajó a Buenos Aires a presentar su libro y está al tanto de la reinauguración. "Sí, sabía. Incluso me había preparado por si estaba el Presidente para hacerle llegar un ejemplar del libro que voy a presentar en Barrancas de Belgrano; finalmente me enteré que no iba a estar".

El Embraer 190 finalmente tocó la flamante pista a las 19,10 con un estruendoso aplauso a bordo, mientras afuera era recibida por el bautismo tradicional de agua a cargo de los bomberos. (Télam)