La provincia de Santa Fe, con 2,19 femicidios cada cien mil habitantes, es el territorio con la más alta tasa de estos crímenes del país, según un estudio del Observatorio de Violencias por Motivos de Género "Mercedes Pagnutti" presentado en el Concejo Deliberante de Rosario en vísperas del Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

Los datos fueron aportados por la vicepresidenta del partido justicialista de Santa Fe, Norma López, en el Consejo, donde detalló que desde el 1 de enero al 20 de noviembre de 2022 se registraron 263 femicidios más 3 vinculados en Argentina, de los cuales 68 corresponden a la provincia de Santa Fe y, de ellos, 55 al departamento Rosario.

La dirigente peronista y concejal apuntó que el Censo 2010 relevó en Santa Fe 3.200.736 habitantes y "si tomamos esa medida, nuestra provincia lidera la tasa nacional de femicidios con 2,19 muertas cada 100 mil habitantes. Siguen Tierra del Fuego y la Rioja, con 1,58 y 1,21 respectivamente".

A su vez, la edil confirmó que de los 51 femicidios que registró Santa Fe, el 69.8 por ciento se dieron dentro del crimen organizado, algo que se repite en Córdoba con el 68 por ciento y Buenos Aires con el 46.8 de los casos.

Respecto a la relación del femicida con las víctimas, según el Observatorio en Santa Fe prevalece el femicida desconocido, mientras que en Córdoba y Buenos Aires los asesinos son principalmente personas que conocían a la víctima, parejas/ex parejas, parientes o conocidos.

En tanto, la referente del peronismo santafesino sostuvo que a diferencia de la mayoría de los casos a nivel nacional, en Santa Fe "tenemos la mayor cantidad de femicidas prófugos relacionados al contexto de criminalidad por balaceras, sicarios y la modificación de roles en las economías delictivas".

López evaluó que "las tasas dan cuenta de la falta de políticas de seguridad específicas para nosotras, con el despliegue territorial que tienen bandas mafiosas".

Por último, estacó la necesidad de que la provincia "genere herramientas de prevención y la Nación una política federal, que atienda las características regionales con perspectiva de género en seguridad". (Télam)