La Legislatura de Santa Fe aprobó la ley por la cual elevó la actual Secretaría de Igualdad, Género y Diversidad de la provincia al rango de Ministerio, informaron hoy fuentes parlamentarias locales.

“Este es un paso más en el camino que demuestra la voluntad política de esta gestión de hacer de esta provincia un lugar donde se aceptan las diferencias pero no la desigualdades”, dijo la ahora ministra, Celia Arena.

La elevación del rango fue sancionada ayer por la Legislatura provincial al aprobar un mensaje enviado por el gobernador, Omar Perotti, para darle a la Secretaría el estatus de Ministerio.

Perotti había anunciado su decisión el 13 de abril, durante una visita a Santa Fe de la ministra nacional del área, Elizabeth Gómez Alcorta.

“La igualdad y la lucha contra la violencia por motivos de género constituyen una política de Estado para esta gestión, y así lo dejó en claro el gobernador Omar Perotti en su discurso de apertura de sesiones”, dijo hoy la ministra Arena.

En esa línea, agregó que “tenemos la firme convicción de abordar estas problemáticas desde sus causas estructurales, con políticas institucionalizadas, transversales y que tengan llegada a cada rincón de la provincia, y en ese camino nos encontramos”.

La ley fue aprobada en la sesión de anoche de la Cámara de Diputados provincial, en la que la legisladora socialista Lionella Cattalini señaló que “las mujeres somos las que más sufrimos la crisis y los efectos de la pandemia”.

“Queremos que este Ministerio se transforme en políticas que redunden en beneficio para mujeres y las disidencias”, agregó.

Por su parte, la diputada del Frente de Todos, Lucila De Ponti, destacó que le provoca "mucha alegría que hayamos podido convertir en ley este proyecto, una decisión que pone a Santa Fe en el compromiso que se asume en materia de derechos de mujeres y diversidades”.

Paola Bravo, también legisladora justicialista, sostuvo que “esto constituye una conquista para todas las santafesinas y santafesinos que apostamos a construir una provincia más justa, más igualitaria y más equitativa”. (Télam)