Santa Cruz implementó 82 dispositivos para protección a víctimas de violencia de género, desde la apertura de oficinas de Sistemas Duales de Supervisión en Río Gallegos y Caleta Olivia, en septiembre de 2020, informó hoy el Ministerio de Seguridad de la provincia.

“Desde la ejecución de esta tecnología se ordenaron 82 implementaciones en toda la provincia, lo cual permitió y permite prevenir la perpetuación de situaciones de violencia de género en casos en los que se hubiesen dictado medidas cautelares, generando a su vez optimización de recursos”, destacó un informe oficial del área de Seguridad.

El organismo provincial evaluó que la implementación de dicha política en materia de género “resultó al día de hoy un avance significativo debido a la eficiencia en cuanto a prevención”.

“Esto fue posible a partir de un trabajo articulado entre el Gobierno de Santa Cruz y el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, con el apoyo de la Justicia Provincial, materializado en septiembre del 2020”, añadió.

La Cartera de Seguridad del Gobierno de Alicia Kirchner difundió cifras contenidas en un informe realizado en octubre pasado, según el cual “60 dispositivos se encuentran en uso actualmente: 35 en zona norte y 25 en zona sur”.

“El pasado mes se activaron 12 dispositivos, 7 en zona norte y 5 en zona sur”, agregó.

Click to enlarge
A fallback.

“Esta tecnología permite visualizar constantemente la situación de los dispositivos duales geo-referenciados, los cuales se utilizan ante denuncias por violencia de género donde se hubiesen ordenado medidas cautelares por el juez competente, permitiendo así que quede documentando el eventual quebrantamiento de las mismas”, explicó.

El informe detalló que “este sistema está compuesto por una tobillera- transmisora asegurada al cuerpo del eventual agresor y un aparato similar a un teléfono celular destinado a la víctima, con alarmas de acercamiento”.

El sistema a su vez “permite a la víctima pedir ayuda y activar las alertas en caso de que su seguridad esté en peligro”, indicó.

“La supervisión, monitoreo, y rastreo de agresores y víctimas de violencia doméstica es llevado adelante en las distintas localidades, en un trabajo articulado entre la Policía y el Poder Judicial de la provincia”, concluyó el informe. (Télam)