Santa Cruz registra 19.472 casos de coronavirus desde el inicio de la pandemia hace más de nueve meses, de los cuales 16.000 se recuperaron y 2.373 son activos, "con un brote sostenido" en la zona norte y con "presencia en casi todas las ciudades" de la provincia, informaron fuentes sanitarias.

El último registro de nuevos casos, de 133 ayer, incluyó contagios en Caleta Olivia, Las Heras, Pico Truncado, Perito Moreno, Río Gallegos, El Calafate, Gobernador Gregores, Puerto San Julián y Comandante Luis Piedra Buena.

“Venimos con una ola sostenida. Si bien ha disminuido la cantidad de casos en determinadas localidades como aquellas que estuvieron con ASPO hace unas semanas, principalmente El Calafate y Río Gallegos, los niveles de contagio siguen siendo sostenidos y la circulación comunitaria sigue existiendo”, informó Claudio García, ministro de Salud y Ambiente en un nuevo informe audiovisual sobre la situación epidemiológica provincial.

El funcionario afirmó que “los niveles de internación, en terapia intensiva y en clínica médica de El Calafate y Río Gallegos, siguen siendo elevados”.

“El nivel de contagio bajó pero no así la cantidad de personas que tienen criterio de internación”, amplió.

En cuanto al departamento Deseado, que hace dos semanas fue declarada en aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO), García dijo que “principalmente en Caleta Olivia, Las Heras y Pico Truncado, hay un brote de tipo sostenido con circulación comunitaria, lo mismos que en la localidad de Puerto Deseado”.

Asimismo, hay "un estrés en el sistema de salud que hace que los niveles de ocupación tanto en clínica médica como en terapia intensiva, están elevados con respecto a la cantidad de camas disponibles”, precisó.

“En la zona norte de la provincia existen equipos que se encuentran haciendo el apoyo a la instancia de salud local como por ejemplo en la localidad de Pico Truncado, en la cual se encuentra la presencia de un equipo proveniente de la provincia de Buenos Aires”, destacó.

García dijo que la posibilidad de reunión para Navidad y Fin de Año “está supeditada a que las cuestiones de cuidado de burbuja social, se cumplan”, entre grupos de hasta dos familias y 10 personas “para que no se produzca el contagio o ingreso de virus a estos entornos”.

“Si bien no se elimina la posibilidad de contagio, lo que se hace es disminuir el riesgo y con esta disminución, disminuye la posibilidad de generar brotes”, concluyó. (Télam)