El ministro de Educación, Nicolás Trotta, y el gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, firmaron hoy los convenios de adjudicación para la construcción de 13 jardines de infantes que beneficiarán a más de 3.000 niños salteños.

“Con el ministro de Educación, Nicolás Trotta, firmamos los convenios de adjudicación para la construcción de 13 jardines de infantes que beneficiarán a 13 comunidades y a más de 3.000 niños”, dijo Sáenz, y agregó que seguirán "trabajando para mejorar la calidad educativa de toda la provincia”.

Las afirmaciones del mandatario salteño fueron publicadas hoy, en su cuenta de la red social Twitter, tras mantener un encuentro virtual con Trotta para la firma de los convenios de adjudicación para la construcción de 13 edificios del Nivel Inicial en Salta.

Estos nuevos edificios implican la construcción de 61 salitas que darán respuesta a la creciente demanda de matrícula.

El gobernador explicó, además, que se avanza con diversos proyectos de infraestructura para reemplazar edificios de alta prioridad, y afirmó que “los niños de Salta tienen que tener escuelas donde puedan estudiar dignamente y en igualdad de condiciones que otros niños argentinos”.

En este sentido, Sáenz detalló que la Provincia y la Nación establecieron una planificación “que permitirá ir saldando la deuda histórica que se tiene con las escuelas del norte del país”, y acotó: “planteamos una agenda federal provincial para la distribución de las obras”.

Por su parte, Trotta precisó, a través de su cuenta de la misma red social, que se trata de un convenio “para la construcción de 61 salas en 13 jardines, por una inversión de 500 millones de pesos” y añadió que las obras “beneficiarán a más de 3.500 estudiantes y serán ejecutadas por empresas de la provincia”.

Asimismo, adelantó que se firmarán el próximo mes 10 nuevas obras “dando una respuesta integral que tendrá un impacto muy importante en la provincia”.

Los contratos de obra firmados hoy corresponden al Plan Federal de Construcción de Escuelas de Nivel Inicial, y son 13 jardines de infantes que tendrán 3, 5 y 6 salas, que en conjunto implican la construcción de 61, con una superficie de 7.830 metros cuadrados.

La inversión superará los 500 millones de pesos y beneficiará a trece comunidades educativas y alrededor de 3.000 niños y niñas de Rosario de la Frontera, Rosario de Lerma, Tartagal, Cachi, General Güemes, Cafayate, Salta, Molinos y San Lorenzo.

Las obras deberán concluirse en un plazo de 12 meses, por lo que se proyecta su inauguración para el ciclo lectivo 2022.

Los convenios fueron firmados por los representantes legales de las 7 empresas adjudicatarias y refrendados por Sáenz y Trotta. (Télam)