El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, se reunió hoy con los miembros del Comité Operativo de Emergencia (COE) y los directores de los hospitales de la capital salteña, para evaluar la situación epidemiológica y analizar la estrategia a seguir en el marco de la segunda ola de la pandemia de coronavirus.

“Nos reunimos con los gerentes de distintos hospitales públicos para conocer el estado actual de cada nosocomio y establecer los pasos a seguir en el marco de la pandemia del coronavirus”, explicó el mandatario salteño, a través de su cuenta de la red social Twitter, una vez finalizado el encuentro.

Luego, sostuvo que “seguiremos trabajando de manera conjunta en beneficio de la salud de todos los salteños”.

Los miembros del COE, encabezados por su presidente, Francisco Aguilar; los gerentes de los hospitales públicos de la capital salteña; y miembros del gabinete del Poder Ejecutivo provincial participaron de la reunión con Sáenz, desarrollada hoy, en la Casa de Gobierno de Salta.

Allí, se evaluó el estado actual de los seis hospitales públicos de referencia de Salta Capital y se analizaron los pasos a seguir por la pandemia de coronavirus.

“Todos estamos en la misma lucha, en la misma trinchera y tienen todo el apoyo del Gobierno de Salta”, dijo el gobernador, al señalar que se deben arbitrar los medios para seguir dotando al sistema de salud de los recursos necesarios para el tratamiento de pacientes Covid-19.

Asimismo, aseguró que “hay una decisión política para que Salud, Economía e Infraestructura apoyen a los equipos que trabajan al frente de la pandemia”, e instruyó para sumar camas de piso y UTI a los hospitales Papa Francisco, San Bernardo, Oñativia, Señor del Milagro, Materno Infantil, y Ragone, además de clínicas privadas.

Por su parte, el presidente del COE repasó la inversión realizada para reforzar el sistema sanitario, tanto con recursos humanos como con insumos y tecnología.

El ministro de Salud Pública, Juan José Esteban, anunció que se realizó la compra de medicamentos e insumos críticos por más de $90 millones, para garantizar la atención de pacientes.

Además, se analizó la redistribución del recurso humano existente en las distintas UTI públicas de la Capital; la adecuación de salarios entre los hospitales públicos; la suspensión de cirugías no urgentes en establecimientos públicos y privados; y el aporte de recursos tecnológicos en las UTI públicas y eventualmente privadas (respiradores, monitores, bombas y gases medicinales, entre otros).

Del encuentro participaron Esteban; sus pares de Economía y Servicios Públicos, Roberto Dib Ashur; y de Infraestructura, Sergio Camacho; y el secretario general de la Gobernación, Matías Posadas.

A ellos se sumaron los gerentes de los hospitales Papa Francisco, Daniel Mamani; Señor del Milagro, Julio Garzón; Materno Infantil, Federico Mangione; Arturo Oñativia, Marcelo Nallar; San Bernardo, Pablo Salomón; y del Ragone, Fernando Acuña, además del director del SAMEC, Fabián Arguello, entre otros. (Télam)