El gobernador de Salta, Gustavo Sáenz, adelantó hoy que las clases en esta provincia comenzarán el 1 de marzo sin condicionamientos y serán presenciales, al tiempo que anunció que desde el lunes próximo los niños y los jubilados podrán volver utilizar el transporte público de pasajeros, tras las restricciones por la pandemia de coronavirus.

“Los que más sufrieron este año fueron los más chiquitos, los que tenían que ir al colegio. El 1 de marzo, salvo que ocurra lo impensado, van a empezar las clases en modo presencial en toda la provincia y los chicos van a recuperar lo que tengan que recuperar”, expresó el mandatario salteño.

Sáenz formuló hoy estas afirmaciones, al encabezar un acto en la sede gubernamental salteña, donde presentó el plan de obras provincial y realizó un balance del primer año de su gestión como gobernador de Salta.

En ese marco, agregó que “es una decisión tomada que, el primero de marzo, empiecen las clases sin condicionamientos ni divisiones de presenciales y no presenciales. Serán presenciales para todos, como corresponde”.

El gobernador de Salta se refirió a la importancia de la vacuna contra el coronavirus en la vuelta a clases, pero aclaró que, más allá de eso, “tenemos la decisión firme porque es fundamental la educación”.

Por otro lado, agregó: “he tomado la decisión que, a partir del lunes, los niños, jubilados y pensionados puedan trasladarse en los colectivos, cosa que no podían hacer hasta hoy”, y que “solo exista la restricción por protocolo de respetar la capacidad y la cantidad de personas en cada unidad”.

“Es importante que los niños y los jubilados y pensionados puedan trasladarse”, destacó el mandatario salteño, y acotó que 2020 “fue un año intenso y difícil, en el que tomamos decisiones muchas veces difíciles y hasta antipáticas”, pero con un “gobierno presente". (Télam)