La representante especial en Orientación Sexual e Identidad de Género de la Cancillería, Alba Rueda, advirtió hoy que la decisión del Ministerio de Educación porteño que prohíbe la utilización del lenguaje inclusivo en las escuelas de la ciudad de Buenos Aires "arremete contra el principio de no discriminación, contra la ley de identidad de género y contra las identidades no binarias”.

Rueda remarcó que la Constitución de la ciudad de Buenos Aires contiene un artículo sobre el principio de no discriminación, con lo cual “se debe garantizar en todos los gobiernos y en las medidas que adopten, porque es un principio constitucional de la ciudad”.

“Esta normativa va contra el desarrollo personal y la oportunidad de ser quienes somos”, denunció la funcionaria en declaraciones a Télam.

Además, sostuvo que “en las escuelas conviven, habitan, jóvenes LGTB donde no solamente asumen una identidad no binaria sino el uso del lenguaje inclusivo como la respuesta que respeta su identidad de género”.

"¿Cómo hacemos para respetar a las personas no binarias que había en el sistema educativo y en las aulas?", se preguntó.

En ese sentido, Rueda advirtió que “la normativa que crea la Ciudad arremete contra el principio de no discriminación, contra la Ley de Identidad de Género, y contra las identidades no binarias” y denunció que “la política pública que busca Horacio Rodríguez Larreta para poder hablar sobre diversidad es la prohibición”.

“Nunca hay una política pública de Larreta que venga a sumar, a problematizar, a generar más recursos económicos o distributivos, ni reconocimientos para les jóvenes”, se quejó. (Télam)