El Ministerio de Salud de Santa Fe entregó a la ciudad de Rosario unos 10 cascos Helmet de ventilación no invasiva para pacientes con coronavirus que garantizan una instancia más de tratamiento antes de la asistencia respiratoria mecánica, informaron hoy fuentes oficiales.

La ministra de Salud santafesina, Sonia Martorano, valoró como "positivo" el balance del fortalecimiento del sistema de salud local con un "trabajo articulado entre el sistema privado y público", durante la entrega de los dispositivos al secretario de Salud de la municipalidad de Rosario, Leonardo Caruana.

En ese sentido, dijo que "esta gran articulación tiene un único objetivo que es trabajar para nuestra comunidad".

Al referirse a los cascos, explicó que "este insumo se utiliza en pacientes cuya situación se va agravando y observamos que van a necesitar asistencia respiratoria mecánica".

"Son muy importantes ya que brinda presión positiva para evitar el ingreso a la asistencia de respiración mecánica, es un paso previo para que las personas no lleguen a esta etapa", detalló.

Por su parte, Caruana, destacó que el equipamiento "es muy importante para potenciar la estructura pública", ya que "ninguno de nuestros hospitales es lo que era hace un año atrás".

"Todos tienen una complejidad mayor, este equipamiento que ya está probado en términos de eficacia y eficiencia y en su intervención para antes de que los y las pacientes ingresen a procesos más complejos como es la respiración mecánica", agregó.

"Este es un hecho muy importante ya que nos permite aumentar la resolutividad y que los equipos (médicos) puedan utilizarlos", remarcó.

Los cascos Helmet son insumos que permiten ventilar de manera no invasiva a los pacientes garantizando una instancia más de tratamiento antes de la asistencia respiratoria mecánica.

Desde el Ministerio de Salud se entregaron en la última semana 80 cascos Helmet, los que fueron distribuidos en las localidades de Vera, San Lorenzo, Armstrong, Las Parejas, Firmat, Venado Tuerto, Villa Constitución, Cañada de Gómez, Rufino y Rosario. (Télam)