El jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, expresó esta mañana sus "condolencias a la familia" de las cinco personas fallecidas como consecuencia del incendio en un edificio del barrio de Recoleta y consideró que fue "una situación dramática, muy dura y difícil".

Rodríguez Larreta y su jefe de Gabinete, Felipe Miguel, llegaron a las 9.20 a las puertas del edificio de Ecuador al 1000, donde habló con familiares de las víctimas del incendio y dirigentes de la comunidad judía, tras lo cual destacó "el profesionalismo y el compromiso" del personal de bomberos y de integrantes del SAME que participaron del operativo.

(Télam)