Un estudio reciente del Hospital de Investigación Ankara, en Turquía, reveló que tener relaciones sexuales unas tres veces por semana puede contribuir a eliminar los cálculos renales.

La formación de “piedras” o litiasis, ocurre cuando la orina contiene en sustancias que pueden formar cristales de fosfato o carbonato.

Los síntomas pueden ser dolores intensos y persistentes en la espalda o el costado, fiebre y escalofríos, vómitos, sensación de ardor al orinar, presencia de sangre en esta, que despida mal olor o luzca turbia.

En estos casos se recomienda acudir a un centro de salud, donde los médicos suelen recetar alopurinol, una droga para bajar los niveles de ácido úrico en la sangre y en la orina; y un medicamento para que esta se mantenga alcalina.

La combinación de ambos, pueden disolver los cálculos de ácido úrico y terminar así con el padecimiento, así como una intervención quirúrgica en el peor de los casos.

También hay personas que optan por infusiones naturales a modo de terapias alternativas. Sin embargo, el último descubrimiento de la ciencia para curar esta afección, pareciera ser mucho más placentero, económico y efectivo.

Según publicó el diario Urology, los expertos convocaron a 75 personas a quienes dividieron en tres grupos: el primero recibió el tratamiento médico habitual para los cálculos renales.

Al segundo se le recetó tamusolosina, usada para mejora la micción (acción de orinar) en pacientes con alargamiento de próstata, y al tercero le prescribieron tener sexo tres o cuatro veces a la semana.

Dos semanas más tarde, el resultado fue que sólo 8 de los 23 pacientes que recibieron el tratamiento estándar para cálculos, se recuperó; y unos 10 de los 21 que fueron recetados con tamusolosina, se recompuso.

Pero asombrosamente 26 de los 31 pacientes del grupo que tuvo sexo como terapia pudo expulsar las piedras del riñón, además lo hicieron de forma espontánea, y evitando dolores fuertes.

TAMBIÉN TE PUEDE INTERESAR: “No es incesto, es Atracción Sexual Genética”: La increíble historia de pasión entre una madre y su hijo