Personal de la Policía de Entre Ríos secuestró y liberó ejemplares de aves, que se encontraban en jaulas, en un camino rural de la provincia, donde un hombre fue detenido mientras las utilizaba como llamadores para cazar otros ejemplares, informó hoy esa fuerza de seguridad.

El operativo se realizó en el camino rural rumbo a Arroyo Gualeyancito, en el departamento Gualeguaychú, en el sureste de Entre Ríos.

Allí arribó personal de la Dirección Prevención Delitos Rurales y de la Brigada de Abigeato de la Jefatura Departamental policial de Gualeguaychú, en el marco de recorridas para constatar infracciones a las leyes provinciales de caza.

Durante la jornada los efectivos observaron a un hombre mayor de edad con un automóvil Fiat Siena rojo, y cuatro jaulas tramperas al lado del rodado, con ejemplares de chiviro, una verde y una reina mora.

Según la investigación, las aves iban a ser utilizadas como llamadores para la caza de más ejemplares de la zona, por lo que el hombre quedó imputado por una presunta infracción a la ley 22.421.

Además, se secuestraron las tramperas y otros elementos de interés para la causa, y se procedió a liberar a los pájaros en cautiverio a su hábitat natural.

Según la ley nacional 22.421, todos los habitantes tienen el deber de proteger la fauna silvestre, conforme a los reglamentos que para su conservación y manejo dicten las autoridades de aplicación.

También, tanto la caza como la tenencia y el tráfico de animales de la fauna silvestre representan una infracción a las normativas vigentes en Entre Ríos (ley provincial 4.841 y normas complementarias).

Los "productos" de la fauna entrerriana deben tener documentación correspondiente; y la guía de tránsito y certificación sanitaria que garantice estar libre de enfermedades en el caso de provenir de otras provincias. (Télam)