El Reino Unido fue elegido por la Organización Mundial de la Salud (OMS) para liderar una nueva iniciativa denominada "Red de Reducción de Azúcares y Calorías", con el objetivo de emprender una acción global para combatir la obesidad, se informó hoy.

Para ello el Gobierno británico instará a más de 50 países a que se adhieran a la red, cuyo lanzamiento está previsto para marzo de 2022.

El objetivo también es impulsar una acción colectiva que influya tanto en Europa como en el resto del mundo en la lucha contra la obesidad a través de una red que abordará las crecientes tasas de obesidad mundial reduciendo el azúcar y las calorías en los alimentos y bebidas.

En su intervención en el Comité Regional de la OMS para Europa, el director médico Chris Whitty, tras anunciar la creación de la red, informó que se trabajará con la industria de la alimentación y las bebidas para que sus productos sean más saludables.

Según el Gobierno británico, en un mercado global en el que los alimentos son suministrados cada vez más por las mismas empresas internacionales, la acción colectiva para reducir el azúcar y las calorías impulsará a la industria alimentaria a tomar medidas mayores y más rápidas.

De esta forma, los Estados miembros de la red compartirán conocimientos y experiencia técnica para animar a los fabricantes a reformular los productos reduciendo la cantidad de azúcar, y por tanto de calorías, en los alimentos y bebidas para que sean más saludables.

"Es un testimonio del éxito de nuestro trabajo pionero en el Reino Unido para ayudar a la gente a comer de forma más saludable que hayamos sido elegidos para dirigir este programa", dijo el ministro de Salud y Asistencia Social, Sajid Javid.

"Trabajaremos estrechamente con nuestros socios europeos para desafiar a la industria alimentaria a que reduzca el azúcar y las calorías de sus productos, con lo que se reducirá la obesidad, se aliviará la presión sobre los servicios sanitarios y se aumentará nuestra capacidad de resistencia ante coronavirus o cualquier pandemia futura", agregó.

El anuncio de hoy pone en marcha las ambiciones británicas de "Gran Bretaña Global", en las que el Reino Unido trabaja con los Estados miembros para impulsar una acción colectiva que influya tanto en Europa como en el mundo en la lucha contra la obesidad.

Los datos indican que las personas que padecen obesidad corren un mayor riesgo de enfermar gravemente y de morir de coronavirus. (Télam)