Ante la proximidad del momento crítico de la temporada de dengue, la Fundación Mundo Sano emitió una serie de recomendaciones para prevenir ésta y otras enfermedades transmitidas por mosquitos, tanto para quienes viajen como para quienes se queden en casa durante estos meses de altas temperaturas.

“En Argentina, el dengue es una enfermedad estival, donde el pico de casos se da principalmente entre febrero y abril. Por eso, es importante tomar medidas de prevención para reducir los posibles criaderos del mosquito y estar atentos a sus síntomas”, dijeron en un comunicado.

En la temporada de transmisión, que inició en agosto de 2022, fueron notificados a nivel nacional alrededor de 900 casos sospechosos, de los cuales se confirmaron 13 casos de dengue con antecedente de viaje. Recién en diciembre se diagnosticaron los primeros tres casos autóctonos: dos en la ciudad de Córdoba y uno en la ciudad de Buenos Aires (CABA).

A nivel regional, en el mismo período, tanto Brasil como Paraguay confirmaron casos de dengue y chikungunya.

“Comienza el período en el que se registran los mayores niveles de actividad de Aedes aegypti, que además coincide con el de circulación viral de dengue, por lo que es importante tomar medidas de prevención adecuadas en los cuatro aspectos principales que son: la reducción de los posibles criaderos de mosquitos, la protección personal para evitar picaduras, la protección de la vivienda para evitar el ingreso del mosquito y estar atentos a los síntomas” destacó Manuel Espinosa Responsable del Departamento de Enfermedades Transmitidas por Mosquitos de la Fundación Mundo Sano.

Lo primero a tener en cuenta a la hora de viajar es saber si el destino se corresponde con una zona de riesgo de transmisión de alguna de estas enfermedades.

Al momento de exponerse al aire libre se recomienda tomar precauciones durante las primeras horas de la mañana y las últimas de la tarde, ya que son los momentos de mayor actividad del mosquito.

Para el resto del día, una forma de prevenir las picaduras es utilizando siempre ropa clara que cubra brazos y piernas, y repelente que tiene que ser renovado cada cuatro horas.

Dentro de los hospedajes, se recomienda utilizar espirales o tabletas en los ambientes, aires acondicionados o ventiladores para disminuir la actividad del Aedes aegypti, y hacer uso de los mosquiteros del lugar.

Para lo que se queden en casa, hay algunos cuidados dentro del hogar que hay que tener en cuenta tales como mantener los patios limpios eliminando todos los objetos en desuso que puedan acumular agua, controlar los platos que se encuentran debajo de las macetas y cambiar diariamente el agua de los bebederos de mascotas

Hay que recordar que el Aedes aegypti se reproduce a través de huevos que deposita en recipientes y superficies que acumulan agua. No lo hace en charcos, lagunas pantanos, zanjas, ríos o arroyos, por eso, es importante eliminar los posibles criaderos.

A su vez, se recomienda usar repelente cada vez que se esté al aire libre, instalar mosquiteros en puertas y ventanas y colocar espirales o tabletas insecticidas.

En época de verano, las piletas de lona con poca agua suelen ser uno de los lugares más buscados por estos mosquitos para depositar sus huevos y por esta razón hay que limpiar frecuentemente los bordes con un cepillo, mantenerlas llenas y con cloro y, cuando no estén en uso, vaciarlas y desarmarlas.

En el caso de las piletas de material, además de limpiarla, es importante hacer circular el agua mediante filtros al menos una vez al día.

Los síntomas ante los que se recomienda recurrir al hospital son: dolor de cabeza, náuseas, vómitos, mialgias, conjuntivitis, dolores musculares y articulares, pérdida de apetito y erupciones cutáneas.

En ningún caso se recomienda la automedicación previa a la consulta con el médico, ya que puede inhibir los síntomas. (Télam)