La Comunidad Indígena Punta Querandí, en el partido de Tigre, reenterró los restos de un ancestro, que había sido desenterrado de un sitio arqueológico, en la desembocadura del Arroyo Garín, en lo que consideran el primer reentierro en el Área Metropolitana bonaerense.

"En marzo rescatamos a ocho hermanos y hermanas que estaban secuestrados por la ciencia en cajas de cartón. Ahora los estamos devolviendo a sus lugares. El próximo paso va a ser reenterrar los otros siete cuerpos en La Bellaca (Villa La Ñata)", expresó la comunidad en un comunicado, donde denunciaron que hay "un centenar de ancestros" extraídos de sitios arqueológicos de la región que aún se encuentran en poder de instituciones académicas.

La ceremonia de reentierro se llevó a cabo en forma íntima, con la participación de una veintena de personas.

"Fue un gran logro de años de lucha. Los espíritus de nuestros antepasados también estaban emocionados. Fue como despertar un nuevo amanecer. Nos sentimos más seguros y con muchas más ganas de seguir peleando por el respeto que nos merecemos", expresó Reinaldo Roa del Consejo de Ancianos de Punta Querandí.

Santiago Chara, también representante del Consejo de Ancianos y autoridad de la Comunidad Qom Cacique Ramón Chara de Benavidez, sostuvo que "me siento feliz. Es lo que nos faltaba, nos sentimos más completos ahora con el cuerpo vuelto al lugar de donde nunca debería haber salido".

Los restos óseos habían sido desenterrados hace tres décadas del sitio arqueológico Arroyo Garín, que poco años después fue destruido por obras del barrio privado Santa Catalina.

El esqueleto reenterrado ahora quedó "depositado" en el Instituto Nacional de Antropología (INAPL) en el barrio porteño de Belgrano, quien los restituyó en marzo último.

"Fue muy movilizante y muy fuerte la ceremonia: había llantos, cantos y se sentían varias presencias. A mí me agarró escalofríos, parecía que iba a desmoronarme, me temblaban las piernas. Ese día era impresionante la energía que había en Punta Querandí", expresó Gladis Roa, abuela de la Comunidad Guaraní Jasy Rendy. (Télam)