Empresarios de transporte del sector turístico realizaron hoy una protesta en distintos puntos del país en rechazo a las restricciones dispuestas para el turismo grupal, como parte de las medidas para mitigar el avance de la ola de coronavirus, luego de que se corroborara que esa modalidad de viajes constituía un foco de propagación de la enfermedad.

Con manifestaciones a bordo de las unidades de transporte realizadas en distintas ciudades del país, incluido el territorio porteño, donde la protesta se desarrolló en la avenida 9 de Julio, los empresarios del sector reclamaron la revisión de esas medidas con el argumento de que el rubro se encuentra "en una situación crítica" y no se encuentra en condiciones "de soportar un nuevo cierre".

Entre las medidas dispuestas frente al acelerado aumento de los casos de coronavirus en el marco de la segunda ola de la enfermedad, se contó la suspensión de toda forma de turismo grupal, luego de que se verificara que uno de los focos de contagio era esa modalidad de la actividad.

De hecho, diversos contingentes de estudiantes que realizaron sus viajes de egresados, tanto con destinos nacionales como internacionales, regresaron con un alto nivel de positividad de coronavirus en los grupos.

La protesta realizada hoy tuvo epicentro en la ciudad de Buenos Aires, donde micros y combis del sector de turismo estacionado sobre la avenida 9 de Julio, en su mano con sentido hacia el norte, en la zona del Obelisco.

En tanto, en la ciudad de Córdoba, choferes y propietarios de servicios turísticos particulares se movilizaron por la capital para luego bloquear los accesos a las dos terminales de ómnibus con sus unidades.

En Santa Fe, transportistas de turismo realizaron con micros y combis en los accesos a las terminales de la capital provincial y de la ciudad de Rosario.

"Pedimos la rehabilitación del servicio para poder trabajar", dijo a Télam el representante de los transportistas autoconvocados, Marcelo Méndez, en Rosario.

Los primeros casos de Covid-19 en viajes de egresados se conocieron a fines de diciembre del año pasado, a poco de reactivarse estos tours que a nivel nacional tienen a Bariloche como principal destino, la ciudad rionegrina que cada año recibe a unos 100 mil estudiantes nacionales, el 60% proveniente del AMBA.

El 22 de diciembre pasado, dos jóvenes que habían llegado a San Carlos de Bariloche en un contingente estudiantil dieron positivo al test de coronavirus en esa ciudad andina, mientras que, al regresar a Buenos Aires, se detectaron otros diez casos del mismo grupo.

El 19 de febrero se conoció la noticia de que casi 30 estudiantes de dos diferentes contingentes de estudiantes cordobeses, volvieron a su provincia con coronavirus del viaje de egresados a Bariloche.

Mucho más polémica fue la novedad producida el 11 de marzo cuando 44 de 149 jóvenes -uno de ellos, hijo del vicejefe de Gobierno porteño, Diego Santilli- que ingresaron al país de regreso de un viaje de egresados a Cancún, México, dieron positivo en coronavirus. (Télam)