Especialistas en educación sexual y activistas renovaron el pedido para que el Congreso sancione una ley nacional sobre gestión menstrual que beneficie a todas las personas que cursan ciclos menstruales, en ocasión de conmemorarse mañana el Día Internacional de la Higiene Menstrual.

"Le pedimos a todas las diputadas, diputados, senadoras y senadores que presentaron proyectos de ley relacionados a la gestión menstrual que se unifiquen, ya que de 16 proyectos que se presentaron el año pasado, 13 perdieron estado parlamentario por no tratarse", declaró a Télam Sofía Slobo Parisi, integrante de la Red Federal de Activismos Menstruales (AMRed).

La educadora sexual y menstrual consideró que "un proyecto unificado tendría más alcance", contemplando los aspectos económicos para un acceso equitativo a productos de gestión menstrual (PGM), donde el Estado pueda proveerlos de forma gratuita en hospitales y haya una quita del impuesto agregado (IVA) en el caso de su comercialización.

El costo, justamente, es uno de los aspectos señalados por el activismo menstrual: según estimaciones de la ONG Ecofeminista, el gasto anual promedio de una persona menstruante es de entre $4.890 y $5.311, dependiendo de si se utilizan toallitas o tampones.

Slobo Parisi remarcó que la ley debería incluir el concepto de gestión menstrual sostenible, "no solo del ambiente sino de los cuerpos que menstruamos, ya que los PGM tienen químicos tóxicos que afectan al cuerpo y a los órganos sexuales".

Puntualizó, además, que "la menstruación tiene que dejar de ser un tabú" y planteó que se tienen que realizar acciones de conciencia sobre la salud menstrual y "poder hacer un trabajo de educación menstrual que hoy no está en la currícula de educación sexual integral (ESI)".

En el mismo sentido, Natalia Haag, directora de Testeo y Prevención de VIH de AHF (AIDS Healthcare Foundation) Argentina, advirtió en declaraciones a Télam que "la menstruación atraviesa lo social y lo económico, perpetúa las diferencias de género, pero a la vez es un tema de salud porque al no encontrarse con lugares adecuados hasta se ve que utilizan papel de diario, un tema educativo porque sigue dando vergüenza, es motivo de burla".

Al respecto, la Primera Encuesta de Gestión Menstrual realizada en 2020 por la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires indicó que la mitad de las personas consultadas manifestó haber dejado de ir a la escuela o a la facultad durante los días de su menstruación, en tanto que un 22,3% dijo no haber cumplido con la jornada laboral.

Por ese motivo, Haag reforzó la idea de que tienen que haber políticas públicas de distribución gratuita de PGM para "las personas que no pueden acceder a ellos, contemplando la situación socio ambiental", es decir toallitas o copas reutilizables pero que sean desechables para las personas que no cuenten con acceso a agua potable puedan mantener la higiene y disponer de un ambiente privado para tal fin.

En el plano parlamentario, diputadas del bloque del Frente de Todos (FDT) presentaron este año nuevos proyectos de ley para garantizar el acceso de forma gratuita a sectores vulnerables y para quitar el IVA a productos de gestión menstrual que se encuentran en estudio en comisión.

Uno de ellos fue presentado por la diputadaBrenda Vargas Matyi para quitar el IVA a las toallas descartables y/o reutilizables, los tampones, las copas menstruales, las bombachas menstruales o "cualquier otro que se considere apto y/o los reemplace en el futuro".

Otro es impulsado por la diputada Jimena López para la creación del "Programa Nacional de Accesibilidad Gratuita a Productos de Gestión Menstrual Reutilizables", cuyo objetivo es asegurar el acceso a productos de gestión menstrual esenciales para la población sin cobertura de salud y en situación de pobreza.

Algunas provincias tienen leyes de acceso igualitario a la gestión y salud menstrual como el caso de Tucumán, San Luis, Catamarca y Chaco y hay programas de distribución gratuita de PGM y/o descuentos en las compras de estos productos en La Rioja y Misiones.

A nivel municipal, se cuenta con ordenanzas o programas que van desde la compra y distribución gratuita de PGM, a capacitaciones y promoción de la producción sustentable de PGM, en Mendoza, Santa Fe, Tierra del Fuego y Buenos Aires.

Mañana al mediodía, en ocasión del Día Internacional de la Higiene Menstrual, la Asociación Civil Vibramujer realizará una acción performática frente al Congreso de la Nación para reclamar una ley nacional de gestión menstrual sostenible. (Télam)