Una jueza rechazó el pedido de revisión de la prisión preventiva formulado por la defensa del productor de moda que permanece detenido en Salta e imputado del delito de abuso sexual con acceso carnal continuado en perjuicio de tres víctimas, informaron hoy fuentes judiciales.

La jueza de Garantías 8, Claudia Puertas, fue quien rechazó el pedido de revisión de la prisión preventiva formulado por la defensa de Pablo Marcelo Rangeón, provisoriamente imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal continuado.

Los voceros explicaron que Roberto Adrián Reyes y Luciana Andolfi, en ejercicio de la defensa del imputado, habían solicitado que se disponga la inmediata libertad de su defendido con la imposición de medidas sustitutivas.

La jueza recordó que el acusado se encuentra con prisión preventiva firme desde el 11 de marzo de 2021 y sostuvo que "a los efectos de disponer la prisión preventiva en el sistema procesal penal vigente, no se precisa de pruebas, sino solo de elementos de convicción suficientes, los que serán eventualmente pruebas si es que se los ofrece y produce en la etapa procesal oportuna".

La magistrada consideró adecuada la aplicación en firme de una pena privativa de la libertad al imputado, en razón de la escala penal de los tipos penales endilgados.

Además, evaluó necesaria una valoración de la naturaleza de los hechos, constitutivos de violencia de género, y destacó los compromisos internacionales asumidos por la República Argentina en la materia.

Puertas hizo referencia al "aprovechamiento de la indefensión, el grado de participación en el hecho y la forma de comisión, como denominador común" y agregó que el acusado "habría aprovechado la circunstancia de contar con una empresa o agencia de modelos para desplegar la conducta dolosa en perjuicio de las víctimas".

"En caso de recaer condena en juicio en estas actuaciones, la pena que se imponga será indefectiblemente de prisión de ejecución efectiva, por lo que dicha circunstancia resulta un parámetro a tener en cuenta para decidir acerca del peligro de fuga que se advierte como configurado en autos", indicó la magistrada.

Finalmente, se remitió a las consideraciones tenidas en cuenta por el juez de Impugnación de la Sala IV, Luciano Martini, quien en junio pasado hizo lugar a un recurso de apelación y ordenó la inmediata detención de Rangeón.

En la oportunidad, el juez declaró la nulidad de una resolución que le había concedido el beneficio del arresto domiciliario con el sistema de control por monitoreo electrónico.

El 8 de marzo pasado, Rangeón fue inicialmente imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal continuado en perjuicio de una mujer y en calidad de autor, pero, tras nuevas denuncias radicadas por otras dos mujeres, esa imputación fue ampliada en abril.

De esta manera, el productor está ahora acusado por la comisión de los delitos de abuso sexual con acceso carnal continuado en perjuicio de una víctima; abuso sexual con acceso carnal en perjuicio de una segunda víctima; y abuso sexual con acceso carnal y estafa, en perjuicio de una tercera.

La intervención de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual del Ministerio Público de Salta se registró tras la denuncia radicada por la primera víctima, el pasado 1 de marzo, quien sostuvo que trabajó durante siete años como encargada de la escuela de modelaje del imputado.

En su relato, la denunciante aseguró que durante el período comprendido entre 2010 y 2017, el acusado la sometió sexual y psicológicamente y que, en algunas oportunidades, lo hizo a través de agresiones físicas.

La mujer denunció, también, que tras hacer públicos los hechos a través de una cuenta de la red social Facebook, empezó a sufrir amenazas a través de cuentas falsas.

Luego, el 9 de marzo, una segunda víctima relató que, una noche de noviembre de 2019, asistió al boliche Hakuna, en compañía de una amiga y del acusado, quien le dio una bebida alcohólica, tras lo que se despertó en su domicilio, sin recordar nada.

La denunciante sostuvo que despertó con lesiones y supuso que había sido abusada sexualmente, y que luego recibió una llamada del acusado, a quien decidió bloquear cuando éste le dijo que tenía todo grabado.

En tanto, el 11 de marzo, una tercera víctima denunció que, en agosto de 2019, fue a la agencia de modelos del denunciado, quien abusó de ella en noviembre del mismo año, tras lo que aseguró que el productor se quedó con $40.000 que le había entregado para el alquiler de un inmueble. (Télam)