La comunidad educativa de la escuela Indira Gandhi, del barrio porteño de Belgrano, realizó hoy un abrazo simbólico al inmueble en rechazo a lo que denunciaron como “un cierre encubierto” que las autoridades del Ministerio de Educación local pretenden hacer del establecimiento al barrio Padre Caros Mugica, en Retiro.

Mariela, quien trabaja como docente a la mañana en la primaria y a la tarde en el jardín de infantes, dijo a Télam que “el traslado es en realidad un cierre encubierto”.

“No la van a trasladar, la van a abrir en el distrito 1 del Barrio 31 de Retiro”, apuntó, y advirtió que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires quiere llevar a cabo en el predio "un negocio inmobiliario”.

Dijo que “los rumores es que en el lugar de la escuela quieren construir un polo joven o un centro gastronómico”.

La escuela número 11 del distrito escolar 10, de jornada completa a la que asisten 177 estudiantes, funciona hace 50 años en un predio de dos hectáreas lindante a Parque Norte, en un espacio que cuenta con parque, cancha de básquet, plaza de juegos y huerta.

“Los chicos vienen del Barrio 31 (la totalidad de la matrícula) y esos es lo más importante: que ellos salgan del barrio y no que se queden allí”, sostuvo, y señaló que los padres y madres están de acuerdo con que sus hijos se trasladen a otro punto de la ciudad para estudiar.

Click to enlarge
A fallback.

La docente afirmó que los padres “quieren que sus hijos vean otra realidad”, y precisó que el predio donde está construida la escuela está en "perfectas condiciones", es “carísimo” porque está ubicado en la zona de Costanera Norte.

El abrazo simbólico se llevó a cabo las 11 en el establecimiento ubicado en la avenida Intendente Cantilo y La Pampa.

En el acto estuvieron presentes representantes del sindicato Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) y de la Asociación Docente Ademys, ex alumnos, la ex directora de la escuela, padres y madres.

Los organizadores indicaron en un comunicado que "la falta de comunicación oficial por parte de la gestión de Horacio Rodríguez Larreta genera una gran preocupación en docentes, familiares y estudiantes que desde hace años se organizan para saber cuáles son los planes de la Ciudad en relación a la escuela y que no quieren ser mudados". (Télam)