El Comité Operativo de Emergencia (COE) de Salta anunció la realización de testeos masivos en la localidad de Iruya, donde en lo que va del año se registraron 32 casos, de los cuales más de 20 permanecen activos, con varios internados, y tras analizar la situación epidemiológica del lugar decidió que no se suspendan las clases en ese Municipio.

Fuentes gubernamentales informaron hoy que el COE provincial analizó la situación epidemiológica de esa localidad, ubicada a 328 kilómetros de Salta Capital, donde en lo que va del año se registraron 32 casos, de los cuales más de 20 permanecen activos y varios están internados en el hospital local Doctor Ramón Carrillo.

Este análisis se concretó en el marco de un encuentro vía Zoom, que mantuvieron las autoridades del COE provincial con los miembros del comité municipal de Iruya, para evaluar el pedido de suspensión de clases en la comuna.

Durante la evaluación minuciosa de la situación epidemiológica del lugar, que es compleja por la densidad poblacional, la gerente del hospital, Marisol Gutiérrez, informó que hoy se realizaron testeos rápidos, por lo que se aislaron los casos positivos y sus contactos estrechos.

Además, las autoridades escolares especificaron que en las escuelas se están cumpliendo con los protocolos establecidos para el correcto funcionamiento y para resguardar la salud de alumnos y docentes.

En tanto, los funcionarios provinciales y municipales establecieron que desde mañana solo se suspenderán las clases en aquellas burbujas con casos positivos y no en los establecimientos completos.

En este sentido, se determinó que entre hoy y mañana, el Ministerio de Salud enviará a Iruya, vía aérea, insumos para llevar adelante el plan Detectar con docentes, alumnos y personal sanitario, además de fortalecer la atención del hospital.

El presidente del COE, Francisco Aguilar, instó a realizar el máximo esfuerzo posible, brindando el apoyo desde la Provincia para llevarle tranquilidad a la población, y explicó que “la presencialidad en las escuelas de lugares como Iruya, donde no hay conectividad, es esencial”.

“Si suspendemos las clases se haría un enorme daño a los niños”, expresó Aguilar, y agregó que “por eso vamos a enviar personal de Epidemiología para que ayude al equipo sanitario local con los testeos y también en la aplicación de protocolos”.

Finalmente, el secretario general de la Gobernación, Matías Posadas, destacó el trabajo coordinado desde la provincia con el COE de Iruya, para la definición de medidas que puedan contener la situación. (Télam)