Efectivos de la policía bonaerense, bomberos y una división de perros continuarán hoy por segundo día consecutivo rastrillando un establecimiento agropecuario en búsqueda de un hombre que salió de su casa en Bahía Blanca el 20 de mayo y no regresó, informaron hoy fuentes policiales y judiciales.

Se trata de nuevas diligencias en el marco de la causa por averiguación del paradero de Gabriel Enrique Gurrea, de 46 años, y apodado "Tibu", quien es buscado desde el pasado 20 de mayo tras una denuncia radicada en la justicia luego de ausentarse de su domicilio.

Fuentes policiales señalaron hoy que "por segundo día consecutivo los rastrillajes se llevarán a cabo en un establecimiento agropecuario ubicado sobre la ruta 35 en cercanías de Chasicó".

"Se trata de un campo que sería de propiedad de un hombre que fue demorado en las últimas horas junto a la ex pareja de Gurrea por falso testimonio por lo que deberán declarar hoy ante el fiscal Rodolfo de Lucía", agregaron.

Según se indicó se trata de Marcelo Campetella y Pamela Antunez, ex pareja de Gurrea, quienes fueron demorados por personal de la Delegación Departamental de Investigaciones (DDI) y en las próximas horas deberán declarar ante el fiscal.

Por su parte, el fiscal De Lucía señaló hoy que "fueron aprehendidos en principio por el delito de falso testimonio porque manifestaron cierta información que sabemos por otros datos objetivos, como llamados telefónicos, antenas y cámaras de seguridad, que es falsa".

"Eso es lo que en principio se les estaría imputando más allá de que no tienen una imputación concreta en relación a la causa principal, es decir en la que se sigue con la búsqueda, para tratar de determinar que pasó con Gurrea", agregó De Lucía.

El fiscal dijo que "desde un principio es el objetivo principal de la causa y hoy se seguirán los allanamientos en el campo propiedad de Campetella en el que se están buscando algunos datos que serían de utilidad para la causa".

También el funcionario judicial dijo que "en el marco de la causa se siguen tomando medidas y estamos esperando informes de empresas de tecnología, entre otros".

En el marco de distintos operativos, la policía junto a integrantes de la División perros K9 de Punta Alta realizaron rastrillajes en sectores aledaños a la estación del ferrocarril, en busca de algún indicio, como así también en Punta Alta, lugar donde trabajaba García Gurrea y en General Cerri, donde vive su familia, con resultados negativos.

"Esta persona se ausentó de su casa luego de una discusión de pareja y hasta el momento no hay datos sobre su paradero actual", agregaron las fuentes.

Según consta en la causa, la pareja de García Gurrea se enteró de su ausencia por un llamado realizado por sus compañeros de trabajo.

El hombre es de contextura delgada, 1,75 de altura aproximada, tez trigueña, de cabellos cortos de color oscuro, posee tatuajes en el brazo derecho completo (del tipo manga), otro en la espalda y uno en el pecho con la inscripción "Papi te amo". (Télam)