Un ginecólogo de la ciudad de Corrientes fue imputado de presunto abuso sexual, luego de que denuncias de sus expacientes trascendidas en redes sociales fueran tomadas por una abogada que logró que una de las víctimas formalice una querella y que un juez le imponga al profesional una restricción de acercamiento y lo llame a declarar, informaron hoy fuentes judiciales.

Gerardo Alejandro Dahse, un médico ginecólogo de 56 años que además se desempeña como auditor del Instituto de Obra Social de Corrientes (Ioscor), fue querellado en la justicia provincial por abuso sexual contra una de sus pacientes, luego de que en la primera semana de septiembre una serie de denuncias en redes sociales expusieran hasta 18 casos entre los que se incluían menores de edad.

Una de las víctimas, identificada como Violeta, de 20 años de edad, formalizó a principios de octubre una denuncia con un testimonio sobre el abuso cometido por Dahse durante una consulta médica, en su consultorio cerrado con llave, según consignó en la presentación realizada con el patrocinio de la abogada Sofía Domínguez.

Esa acusación fue tomada por la Fiscalía de Instrucción 1 de la capital correntina, a cargo de Lucrecia Troia Quirch y por el Juzgado de Instrucción 4, de Leandro Maciel, que citó a indagatoria al ginecólogo.

No obstante, la abogada de la víctima formalizó el viernes 29 de octubre una querella criminal contra el médico, la que fue aceptada el lunes último.

"El lunes salió un decreto en el que se tuvo por interpuesta en tiempo y forma la querella criminal por abuso sexual gravemente ultrajante y violación del secreto médico", explicó Domínguez a Télam.

Click to enlarge
A fallback.

"En el mismo decreto -indicó- se corrió vista a la parte defensora del ginecólogo, que cuenta desde el lunes, con un plazo de cinco días para responder".

Si bien Dahse estaba citado a declarar hoy en el juzgado de Maciel, la presentación de la querella llevó al magistrado a postergar, aun sin fecha, esa indagatoria.

De acuerdo con lo informado por Domínguez, en el decreto anterior el juez había ordenado el examen mental obligatorio del imputado, y, por otro lado, una restricción de acercamiento de 500 metros a favor de la víctima.

Pero no se trata de la primera causa de abuso por la que Dahse fue llevado a la Justicia en Corrientes.

Rebeca es una mujer de 32 años de edad que en 2008, cuando tenía 19, denunció al médico en una causa que en en el Juzgado de Instrucción 2 de la capital correntina se caratuló como aborto, aunque el expediente no avanzó y terminó con su sobreseimiento en 2012.

"Fui abusada por mi médico ginecólogo en su consultorio, después de haberme inyectado dos ampollas de propofol (un anestésico) en mi antebrazo, lo que hizo que me durmiera. Desperté dos veces y lo vi abusando de mí", contó la víctima en una entrevista con el diario El Litoral. (Télam)