En Argentina ya se han confirmado la presencia de nuevas cepas de coronavirus. Mientras avanza el plan de vacunación, surge la pregunta de cuán efectivas son las vacunas frente a estas nuevas mutaciones.

En cuanto a la cepa proveniente de la India es una de las que más preocupan no solo porque implica un riesgo de transmisibilidad mayor, sino también porque tiene una menor capacidad de neutralizarse frente los anticuerpos. La Organización Mundial de la Salud emitió una advertencia al respecto e indicó que hay indicios que demuestran su resistencia ante la vacuna del laboratorio Novavax.

Sobre la variante sudafricana, también se probó que es más transmisible, y es capaz de reducir la efectividad de las dosis de Moderna y Pfizer (vacunas que por el momento no se aplican en Argentina) hasta seis veces menos. Asimismo, el laboratorio AstraZeneca está trabajando en mejorar la respuesta ante esta cepa, ya que su eficacia en este caso es solo del 10%. Vale decir que en el país ésta es una de las vacunas que se aplica (también Sputnik V y Sinopharm).

La vacuna de Novavax, por su parte, tiene un 50% menos de efectividad en este caso, pero la de Janssen tiene una mejor respuesta (57%).

En Argentina se aplican las vacunas de AstraZeneca, Sputnik V y Sinopharm

La cepa brasileña preocupa tanto como la sudafricana porque una de sus mutaciones (la E484K) podría estar asociada a un escape a la neutralización por anticuerpos monoclonales. Por lo tanto, podría reducir la efectividad de las vacunas tanto como la variante sudafricana. Vale decir que la cepa de Manaos es la que circula con mayor fuerza en la capital bonaerense donde el 79% de los contagios corresponde a la cepa Manaos.

Luego, la que menos preocupa es la cepa británica, pese a su alta transmisibilidad. Los laboratorios AstraZeneca, Pfizer, Novavax y Moderna afirmaron que sus vacunas son capaces de mantener la protección frente a ella tanto como a las otras variantes. Por último, de la que todavía no hay información científica es la californiana